@TipsFemeninos // 10 tips para comenzar a hacer ejercicio // Miami. A continuación les dejo una guía que encontré de Natasha Bonet quien es una talentosa mujer que tiene un bachillerato en Periodismo y Producción Digital de Televisión y hace poco decidió  lanzar una página digital de moda y belleza para brindar inspiración a todos los fashionistas alrededor del mundo.

Todos sabemos que esta semana los gimnasios estarán llenos como nunca y es que no falla que la resolución de año nuevo de muchas sea ponerse en forma. Pero, es importante mantenerte motivada y consistente durante los meses. Así que sigue estos pasos para ver si este año por fin logramos tener el cuerpo que tanto deseamos.

  1. Ejercítate por la mañana

Por más que duela, intenta levantarte temprano para hacer ejercicio. Ya sea antes de entrar a trabajar o a la universidad, si lo dejas para la tarde hay una probabilidad muy alta que no lo hagas. Los días son impredecibles, se atrasan tus diligencias, sales cansada, confía que tendrás mil excusas para no ir al gimnasio o a correr.

Cuando lo haces por la mañana no solo sales de eso temprano, sino que comienzas el día con mucha energía.

  1. Paga un gimnasio

Paga lo que sea que tengas que pagar. Puede ser un gimnasio, unas clases de zumba, de yoga, de pilates, crossfit, ¡no importa! Pero, el hecho de haber pagado te obligará a no faltar a las clases. Nadie quiere gastar $100 mensuales en vano.

P.S. Aprovecha y alimenta la pupila. Eso te ayudará a mantenerte fiel iendo todos los días.

  1. Consigue un cómplice

Es la mejor manera de mantener la consistencia. Lo más difícil de comenzar a hacer ejercicio es no parar, mantenerte disciplinada(o) durante toda la semana. Para eso, búscate un cómplice, que tenga la misma meta que tú. Puede ser tu mejor amiga, tu pareja, tu hermano, tu cuñado. Así se darán apoyo mutuo. Cuando uno se desanime, el otro le da motivación y viceversa.

  1. Compra ropa bonita de hacer ejercicio

No sé a ustedes, pero esto a mí sí que me motiva. Voy al gimnasio simplemente para estrenar todo lo nuevo que me compré, ya sean tennis, sport-bras, leggings. Cuando te ves en el espejo y te gusta lo que ves, te dan más ganas de fajarte y que todo el mundo te vea. Ve bonita, pero cómoda. No tengas a miedo a sudar.

  1. Habla con un entrenador

La única vez que pesé 112 libras en mi vida fue cuando un entrenador estuvo a mi lado velando paso a paso lo que hacía en mi rutina los 5 días a la semana. Gracias a eso ahora puedo entrenar sola y tengo el conocimiento de los ejercicios básicos para trabajar todos los músculos. Pero, NADA se compara con alguien que te cambie las rutinas semanales, que te rete, te exija más y te haga llorar de dolor.

  1. Coordina tu arreglo del pelo

Sonará lo más estúpido e irrevelante del mundo, pero la mayoría de las mujeres piensan dos veces el correr o hacer ejercicio por el pelo. Las que tenemos el pelo rizo o simplemente sin forma nos esforzamos semanalmente pasándonos blower, plancha o haciéndonos ondas, y el entrenar todos los días tira al borde tanto esfuerzo.

Pero, haz un sacrificio. Busca distintas maneras de llevar el cabello que se sigan viendo bonitas. Arréglatelo los viernes, el fin de semana le sacas provecho, el lunes luego de entrenar hasta un medio moño, martes, una trenza; miércoles, un moño; jueves, messy bun; viernes, cebolla; y así sucesivamente.

  1. Busca opciones divertidas

Hacer ejercicio no necesariamente tiene que ser aburrido, monótono o doloroso. Busca opciones que te hagan reír o divertirte, como bailar, nadar, jugar volleyball, el bici-jangueo. Planifica un roadtrip un domingo y lleven bicicletas para hacer mounting bicking o simplemente hiking. Sin darte cuenta estarás bajando esas libritas de más.

  1. Crea una rutina

No me refiero a la rutina que harás los lunes y la que harás los martes. Me refiero a la rutina diaria de tus responsabilidades.

6:00am: Me levanto

7:00am-9:00- Entrenar y Desayunar

10:00am-7:00pm- Trabajar

El que tengas una rutina, hará que te ejercites prácticamente inconscientemente. Si te acostumbras a levantarte todos los días temprano, guiar hasta el gimnasio, hacer ejercicio, salir, desayunar, vestirte y trabajar será algo que harás automático y ni siquiera te lamentarás.

Eso sí ten cuidado que no se vuelva aburrida. Busca maneras de romper la monotonía de vez en cuando. Un día decide por ir a correr en el parque en vez de ir al gimnasio o por ir a la playa a caminar o nada.

  1. No “miquees”

Por favor, si vas a pagar un gimnasio para no hacer nada para eso no vayas. Es normal sudar, sentirte cansada o con dolor. Push throught it. Los resultados serán maravillosos.

  1. Ten un objetivo

Ya sea la boda de tu prima en abril, el viaje a Cancún en verano la nueva soltería o simplemente comer todo lo que te dé la gana, ten un objetivo, una meta. Algo que no te haga rendirte. Voy a ponerme en forma para llena el blanco. Voy a ponerme en forma para poner a mi ex loco. Voy a ponerme en forma para sentirme mejor conmigo misma. Voy a ponerme en forma para verme bien buena en la playa. Lo que sea que funcione para ti, ¡utilízalo!

Fuente: elvocero.com

@TipsFemeninos