El Comercio de Perú / Seguir a @tecnoycienciaEC “Un 60% de las emergencias en la población infantil son de tipo accidentales”, indicó al doctor Roberto Somocurcio, médico pediatra de esta institución.

La etapa de descubrimiento en que se encuentran los niños hace que frecuentemente puedan sufrir de contusiones, golpes en la cabeza, traumas en las articulaciones, heridas, quemaduras, cortes e intoxicaciones, detalló.

Alrededor de 830 mil niños y niñas mueren cada año en el mundo debido a accidentes que se pudieron evitar, 95% de estas muertes ocurren en países en desarrollo, según el  Informe Mundial sobre Prevención de Lesiones Infantiles , elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En ese sentido, el especialista señaló que  los adultos deben tomar consciencia de que este tipo de accidentes se pueden prevenir. “Las intoxicaciones suceden porque los adultos suelen guardar productos químicos como insecticidas, limpiador de pisos, lejía, etc. en envases de bebidas de gaseosas o jugos, causando que el niño lo consuma", señaló.

"Lo mismo sucede con la ingesta de medicamentos, que pueden ser confundidos por caramelos. La recomendación es evitar que todo este tipo de productos estén al alcance de los niños”, agregó.

Somocurcio aseguró además que  la automedicación es muy peligrosa, pues los padres de familia suelen darle a los niños medicamentos sin prescripción médica, causando lesiones gástricas o potencialmente en otros órganos como en el riñón.

Entre los medicamentos más peligrosos se encuentran los antiinflamatorios que de no ser adecuadamente suministrados podrían causar desde una simple gastritis hasta insuficiencia renal.