El Informe /

Es cierto que No tenemos un control pleno sobre nuestra mente y hay ocasiones en las que nos hace una mala pasada, con pensamientos intrusivos, depresión y tristeza, arranques de pánico o toma de decisiones apresuradas. De manera que así como nos ayuda a comprender mejor nuestro entorno y adaptarnos, la mente también nos puede llevar a situaciones peligrosas o de riesgo si no tratamos de mantener una adecuada salud mental.

Para mantener nuestra mente saludable es conveniente tener control sobre nuestro propio bienestar. Siempre buscar la forma de sentirnos bien o al menos intentar en momentos de dificultades de asimilarlas y buscar la forma correcta de superarlas.

He aquí ocho formas de mantener el control para mejorar nuestra mente, según el sitio TopBuzz:

1) Habla con amigos y familiares Si hablas sobre el tema que es más preocupante, entonces tu mente mejorará. Porque si compartes la tristeza con alguien, entonces se convierte en la mitad de la pena. Entonces, si quieres hacer un buen montículo, habla con alguien sobre tu problema.

2) Salir a hablar afuera Otra buena manera de hacer el lunar es sentarse en un lugar, un parte por ejemplo, y no andar por ahí rumiando nuestros problemas. Si estás sentado en tu casa o en el trabajo la mente no se despejará de eso que nos agobia. Es mejor darse una vuelta y encontrarse con gente conocida o no y charlar sobre cualquier tema que nos haga sentir bien.

3) Regálate alimentos divertidos Come tu comida favorita, especialmente el chocolate, que tiene un efecto placentero sobre nosotros. Esto generará endorfinas y hará que sintamos una sensación de placer y satisfacción casi automáticamente. La elección de comer y jugar, activa en el cerebro una hormona llamada ‘serotonina’.

4) Respira fuerte Cuando los problemas afloran sentimos mucha presión sobre nuestro cerebro, la cual irá aumentando. Experimentamos mucha incomodidad mental y nos sentimos intranquilos. Debemos entonces eliminar esos pensamientos que nos provocan ese malestar y serenarnos poco a poco. Una buena técnica es a través de la respiración. Respiramos profundamente y expiramos hasta sentir como nuestra mente y cuerpo se van relajando.

5) Mantener la mente lejos de la cabeza Si estás ocupado en el trabajo mejor, esto te hará olvidarte del problema. Cuanto más tiempo tengas en tu cabeza la fuente del problema, el problema aumentará, así que déjalo ir. Trata de ser creativo en tu trabajo, haz un esfuerzo por plantearte retos laborales, así eliminarás de tu cabeza el problema aunque sea por un rato.

6) Gritar Según los psicólogos, cuando gritamos, las hormonas que se crean en nuestro cerebro eliminan los pensamientos dañinos. Entonces, si te sientes tan mal o solo, no llores en silencio ni te comas eso que te aflige, es mejor gritarlo, aunque sea dentro de una bolsa de papel para que los vecinos no escuchen.

7) Haz algo por tí mismo A menudo, estamos muy molestos cuando esperamos mucho y lo rompemos. Tiene un gran impacto en nuestra mentalidad. Según los psicólogos para superar estos problemas, la gente debe poner de su parte y hacer algo por su propia tranquilidad. Así tu mente será mejor que tú.

8) Bebe agua A menudo, nuestra presión emocional aumenta debido a la deshidratación. Por lo tanto, bebe un vaso de agua para bajar la presión sanguínea del corazón. La mente se volverá liviana debido al agua potable.