Confirmado / ¿Sabías que nuestro cuerpo manda señales cuando necesita sexo? A continuación te decimos cuáles son.

 

 

#1 Falta de sueño

 

 

La actividad sexual ayuda a segregar una hormona conocida como oxitocina, importante para tener un sueño adecuado y placentero.

 

 

Por ende, cuando una persona pasa mucho tiempo sin sexo puede empezar a tener dificultades para conciliar el sueño.

 

 

#2 Mal humor y estrés

 

 

Aunque no lo creas, cuando pasan semanas y meses sin sentir satisfacción sexual, hay un mayor riesgo de estallar en emociones negativas como la irritabilidad, el pesimismo y otros cambios de humor bruscos.

 

 

Es importante saber que el sexo contribuye a tener un mejor estado de ánimo y, aunque muchas veces se intente ignorar, es una necesidad que no se puede reprimir.

 

 

#3 Incrementan las fantasías

 

 

En mayor o menor medida, toda persona sueña o tiene presentes algunas prácticas sexuales; por lo general ocurren

durante la noche, o como producto de algún tipo de estímulo.

 

 

No obstante, cuando estas fantasías se convierten en algo frecuente y aparecen en diversos momentos del día, es porque el cuerpo está ansioso por tener relaciones sexuales.

 

 

#4 Falta de brillo en la piel

 

 

Cuando se practica sexo con frecuencia, los poros de la piel se abren y liberan las impurezas que se suelen acumular y que dan lugar a las imperfecciones. Como cualquier otra actividad física, el sexo facilita la eliminación de toxinas mediante el sudor y activa la circulación sanguínea.

 

 

Así pues, si notamos que, de repente, el rostro ha perdido su brillo natural y hay más acné de lo habitual puede ser un indicio claro de falta de sexo. (Ojo no confundirlo con el desarrollo juvenil).

 

 

#5 Menos sociales

 

 

El dejar de tener experiencias sexuales puede provocar un aislamiento social. Esto se explica por la disminución en la producción de endorfinas, sustancias que ayudan a mantener el buen humor y el deseo de estar rodeados de más personas.

 

 

#6 Malestares físicos

 

 

La falta de sexo disminuye la producción de serotonina y endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad y famosas por actuar como un analgésico natural.

 

 

#7 Inseguridad

 

 

El sexo es una actividad que mejora la autoestima y que permite tanto al hombre como a la mujer sentirse deseados y atendidos.

 

 

El no tener este tipo de experiencias provoca una insatisfacción propia que puede derivar en depresión, ansiedad, inseguridad y dificultades para tomar decisiones acertadas.

 

 

#8 El peligroso sentimiento de soledad

 

 

Tras pasar mucho tiempo sin sentir la emoción del sexo, el sentimiento de la soledad empieza a dominar las emociones y puede ocurrir lo siguiente: Ronda la idea de llamar, buscar o regresar con una expareja o se busca sexo en alguien cercano, como un amigo (o amiga) o un amante. Por ende, debes tener mucho cuidado.

 

 

Radiopanamericana