Canal de Noticia / Durante mucho tiempo, los psicólogos concibieron y estudiaron a la inteligencia como si fuera una sola. Pero, con el correr del siglo XX, las cosas comenzaron a cambiar.

La primera teoría formal sobre inteligencias múltiples data de 1983. El psicólogo estadounidense Howard Gardner, de la Universidad de Harvard, identificó 8 tipos de inteligencia. Para él, era un error concebir a la inteligencia como a una sola unidad. Lo cierto es que, si bien la teoría no estuvo exenta de polémicas, marcó un antes y un después, tanto para la psicología como para la educación.

En resumen, la inteligencia pasó de ser una sola a ser 8. Con base en esta idea, todos somos inteligentes de cierta forma, ya sea en una inteligencia, en dos, tres, o en las 8. Conoce cuáles son y saca tus propias conclusiones.

1 Inteligencia lingüística

Tal como indica su nombre, las personas con inteligencia lingüística tienen mucha capacidad para expresarse a través del lenguaje. Generalmente, hablamos de personas con facilidad para comunicar ideas, con pasión por la lectura y con talento en la escritura, tanto sea académica como al contar historias.

2. Inteligencia naturalista

Cuando hablamos de inteligencia naturalista, hablamos de una persona con una increíble percepción de la naturaleza en interacción con ellos mismos. Ellos entienden al medioambiente como una parte clave del mundo en que vivimos, porque, de hecho, lo es. Pero no solo entienden al medioambiente, también entienden su complejidad, cómo todo está conectado y en dónde radica la importancia de cada ser vivo, tanto animales como plantas.

3. Inteligencia lógico-matemática

Esta inteligencia radica en la habilidad de la persona para los cálculos, la cuantificación y los razonamientos lógicos. Hablamos de personas que son buenas calculando y evaluando.

Su habilidad lógico-matemática no se resume al estudio o resolución de teoremas matemáticos, también son buenos a la hora de gestionar recursos limitados, controlar finanzas o estudiar a las personas a través de los números.  

4. Inteligencia intrapersonal La inteligencia intrapersonal se trata de la capacidad de conocerse a uno mismo, de entenderse y comprenderse. Se trata de ser buenos, honestos y sinceros a la hora de identificar nuestras fortalezas y debilidades y actuar en consecuencia.

5. Inteligencia cinestésica

La inteligencia cinestésica hace referencia a la coordinación de la mente con el cuerpo. Esta es la inteligencia que poseen algunos deportistas. Se trata, además del buen control del cuerpo, de un buen entendimiento del tiempo. Es decir, no solo se trata de moverse, si no de hacerlo en los momentos y espacios justos.

La próxima vez que el Chicharito salte medio metro para anotar otro de sus asombrosos goles, ¡recuerda esto!

6. Inteligencia interpersonal

Si la inteligencia intrapersonal es la capacidad de lidiar con uno mismo, la inteligencia interpersonal es la capacidad de lidiar con los demás. Básicamente, hablamos de personas con habilidades sociales, que entienden a los demás, saben hablarles, los cautivan y los motivan. Hablamos de grandes líderes y, sobre todo, grandes compañeros.

En esta línea, existe también la conocida inteligencia emocional. La inteligencia emocional hace referencia a la combinación de la inteligencia interpersonal y la inteligencia intrapersonal. Cuando una persona cuenta con inteligencia emocional, cuenta con ambas: sabe lidiar consigo mismo, con los demás, con la interacción, con los sentimientos y con la comunicación entre todos los factores.

7. Inteligencia musical La inteligencia musical se trata de la capacidad de la persona para discernir el ritmo, los tonos o los timbres. Pero no solo eso, también es la capacidad de entender cómo funcionan esos factores en conjunto. Una persona con inteligencia musical tiene una buena capacidad para encontrar tanto el orden o la armonía de las cosas como cuándo la asimetría es revolución. Natalia Lafourcade, ¿eres tú?

8. Inteligencia espacial Saber ubicar las cosas, entender el orden de los espacios y el buen gusto a la hora de decorar son las características de la inteligencia espacial. En resumen, se trata de entender a nuestro entorno en sus 3 dimensiones, lo suficiente como para visualizar en la mente la mejor manera de aprovechar cada centímetro del espacio.

Para aprovechar cada espacio, se necesita una buena capacidad para observar al mundo desde diferentes perspectivas y con una cuota de creatividad. Los referentes de esta inteligencia son los arquitectos, los diseñadores y los decoradores de ambientes.

Vix