Jornal do Brasil / Muchas personas hicieron la promesa de que este sería el año en el que se pondrían en forma, pero no quieren gastar mucho haciéndolo.

Si todavía se siente apretado económicamente, averigüe si su patrón o su seguro de salud proporciona incentivos para quienes busquen estar en forma, como membresías en gimnasios, asesoramiento nutricional o descuentos relacionados con el trabajo físico.

Considere la posibilidad de seguir en las redes sociales a gimnasios o clubes deportivos para detectar cuando ofrezcan ofertas.

Trate de regatear por un mejor precio, como un descuento si te registras con un amigo. Muchos gimnasios ofrecen membresías de prueba o la primera clase gratis.

¿No le gusta la idea de ir a un gimnasio? Eso puede ser una ventaja.

Siempre es posible hacer ejercicio con solo abrir la puerta para dar un paseo, caminar o pasear en bicicleta.

Sarah Berger, conocida como The Cashlorette en Bankrate (EE.UU.), sugiere convertir su traslado matutino al trabajo en una sesión de ejercicio para ahorrar tiempo y dinero, ya sea caminando, trotando o andando en bicicleta.

En la ciudad amantes del ciclismo se reúnen para salir en grupo a pedalear. Así también la isla Santay o el Parque Samanes cuentan con espacios.

Fortalecer el corazón, tonificar y endurecer los músculos, mejorar el riego sanguíneo, eliminar la grasa y perder peso, reducir el colesterol, potenciar el sistema inmunológico, disminuir la probabilidad de padecer cáncer y diabetes, bienestar mental, mejorar la coordinación y evitar lesiones óseas y artritis son algunos de los beneficios de andar en bicicleta.

Otras de las claves para seguir una rutina de ejercicios es que también se pueden buscar clases gratuitas que ofrecen firmas de ejercicio o bien sumarse a algún grupo que juegue baloncesto o algún otro deporte que signifique mejorar su salud en su zona, a un costo mínimo. En el parque Forestal (av. Quito entre Venezuela y El Oro), por ejemplo, se reúnen varios grupos, lo que realizan bailoterapia y su costo es mínimo.

Hay muchas ofertas de ejercicios gratis y de bajo costo en línea, como Daily Burn, que ofrece una variedad de entrenamientos.

Sopese un servicio que lo incentive a entrenar. Berger sugiere HealthyWage, un sitio que le permite hacer una apuesta personal relacionada con su pérdida de peso. Si pierde peso, gana dinero. Si no, el dinero va a HealthyWage. ?Es un incentivo bastante bueno?, comentó.

También existe la app Pact, con la que se hace un pacto semanal para hacer más ejercicio o comer más sanamente, so pena de pagarle a otros miembros de Pact si no alcanza ese objetivo. Por el contrario, puede ganar dinero si otros miembros no logran sus metas. (E)