El Pais / Placer, mucho placer. Eso es lo que buscan las personas que tienen una relación basada exclusivamente en el sexo, que por cierto, es más común de lo que se cree y muy estable si se tienen las reglas claras desde el inicio y ninguno de los dos se enamora.

No hay reglas definitivas para que una relación de pareja funcione, y muchas veces la pasión puede ser más fuerte que el sentimiento. Como prueba de ello están aquellas parejas que mantienen sexo sin ningún compromiso. Lo importante en este caso es no generarse expectativas a largo plazo, pues la pasión suele durar poco, y es vital poner las reglas claras y estar ambos de acuerdo; de lo contrario, el dolor emocional puede ser alto.

Lea también:  Diez datos curiosos sobre besos inolvidables

“Este tipo de relaciones es la que más le gusta experimentar a los jóvenes porque tienen diferentes gustos sexuales. Ellos se vinculan a grupos eróticos, hacen viajes, fiestas y comparten actividades sexuales diversas sin compromisos sentimentales”, explica Frauky Jiménez Mazo, psicóloga clínica.

Para Liliana Arias, médica familiar con magíster en sexología clínica, estas relaciones, también conocidas como ‘amigos con derechos’, se presentan porque “en estos espacios se trabajan distintos conceptos como el de la intimidad y la amistad. Ambos llevan a que las personas se sientan muy bien y disfruten el placer del sexo. Las relaciones de ‘amigos con derechos’ ocurren porque ambas personas han salido de una desilusión amorosa o porque están solos y, ante la posibilidad de tomar otros riesgos, prefieren ejercer la sexualidad con una persona que es amiga y que no busca tener hijos”.

Desde su punto de vista, Liliana explica que estos jóvenes se caracterizan por estar en un momento de tránsito en su vida o por tener algunos temores que buscan evadir compromisos y responsabilidades, por lo que prefieren vivir solamente del goce. Y agrega que “por lo general, en algunos jóvenes todavía no se ha completado el pensamiento abstracto, lo que los lleva a que su visión de largo plazo no esté muy clara y se centren en actos y en hechos concretos. Además, en ocasiones no tienen los recursos económicos y la suficiente estabilidad emocional para establecer una vida en pareja, por lo que prefieren vivir solamente de relaciones sexuales mientras pueden generar su propio sostenimiento”.

Pero las relaciones basadas en el sexo no son algo exclusivo para los jóvenes, pues según los expertos también es muy común que se presenten en adultos entre los 30 y 40 años. Estas personas hacen parte de lo que hoy se conoce como ‘los amores líquidos’, condición que se fundamenta en el placer sin compromiso, sin responsabilidades y muchas libertades.

“Todo esto está correlacionado con los cambios que se vienen dando en la modificación de la familia. Actualmente las familias no son las tradicionales de mamá, papá e hijos, sino que son monoparentales o reconstruidas. Todas esas modificaciones llevan a que después de las separaciones, estas personas, que han tenido muchos años una pareja, cuando están solteras nuevamente decidan continuar con su sexualidad pero en unas relaciones que no están marcadas por el compromiso, la fidelidad y proyectos de vida compartidos”, asegura Liliana Arias.

¿Qué hacer para que una relación basada en el sexo dure?

El portal www.imujer.com indica que el buen sexo es una excelente forma de comunicación entre dos personas, pero que hay que definir si es solo esto lo que la pareja busca o si se persigue algo más, pues una relación basada en sexo no suele tener un final feliz, si no se pacta antes lo que se quiere obtener. Por eso, la sinceridad es muy importante. Como si fuera poco, se debe tomar en cuenta que del roce, el contacto y los besos nace el cariño y puede que con el tiempo uno de los dos quiera algo más. Por eso, es necesario poner límites a esta situación.

“Lo que no puede pasar en las relaciones que se basan en el sexo es tener una agenda escondida, pues muchas mujeres creen que por tener este tipo de relación van a lograr después un compromiso mayor y crean en su mente películas de Hollywood”, explica la reconocida sexóloga Flavia Dos Santos.

Flavia agrega que el enamorarse después del sexo pasa solo en las películas y no en la realidad. “Cuando uno toma la decisión de no enamorarse es capaz de no hacerlo. El amor antes que todo es una fantasía que se hace acerca del otro y de diferentes situaciones, son pensamientos recurrentes y fantasiosos sobre la otra persona, por lo que las relaciones basadas en sexo son muy buenas si todos los participantes tienen las reglas claras y saben mantenerlas sin que se lastime a nadie”.

Los especialistas recomiendan que si usted quiere una relación con amor y considera que su vínculo solo está basado en sexo, hable con su pareja sobre el tema. Si lo que le proponen no le interesa, aléjese sin remordimientos antes de permanecer en una situación que no desea y que no le llevará a nada.

Según los expertos un noviazgo con este perfil fracasará en el matrimonio, si es que alcanza esa etapa, pues ya casados la sexualidad se convertirá en solo un elemento de los tantos que implica una relación más seria.

“Las relaciones basadas en sexo finalmente tienden a terminarse porque el ser humano está formado por diferentes áreas y una de ellas es el compromiso, el amor, la intimidad y el intercambio de placer. Hay muchos espacios que son necesarios en la vida de pareja, pero no necesariamente se tienen que basar solo en sexo. Inclusive, la necesidad primaria del ser humano es sentirse amado, pero cuando las relaciones solo se basan en el sexo, se le está pasando por encima a una prioridad que para todo el mundo es importante de llenar: el amor”, explica la psicóloga Laura Valderrama. Ella agrega que el sexo solo es una gratificación momentánea, pero al final es un engaño al ser humano porque todos al final tenemos la necesidad de ser amados.

El sexólogo argentino Ezequiel López Peralta, califica estas relaciones como de amantes y no de pareja, pues “según la teoría del amor de Steinberg (psicólogo estadounidense) habla de tres componentes que caracterizan el amor en una relación: la intimidad, la pasión y el compromiso. Para él una relación debe tener los tres elementos desarrollados y, si solo se tiene el elemento de la pasión, es una relación de amantes, pues cuando falla la sexualidad todo se termina porque este componente era el único punto de apoyo”.

Ante todo esto el mensaje es: si quiere una relación seria, háblelo desde un inicio para que luego no termine con el corazón roto.

Durante el orgasmo, un neurotransmisor llamado oxitocina se libera en ciertas partes del cerebro. Los científicos han descubierto que esta sustancia es uno de los ingredientes claves para que los seres humanos fabriquen amor, confianza, lazos y reduzcan el miedo.

Su relación se basa en sexo si: * Cada vez que se ven tienen sexo y cuando no están juntos, solamente tienen conversaciones relacionadas con el tema sexual.

* No comparten historias íntimas, no conocen a sus amigos ni a su familia. Además, no hay muestras evidentes de afecto.

* Las llamadas por teléfono generalmente son después de las 10:00 p.m. y siempre se ven de noche.

* Nadie se queda a dormir o, si lo hacen, se separan inmediatamente amanece.

* Siempre evitan las llamadas telefónicas para otros temas que no estén relacionados con el sexo. Tampoco se han agregado en redes sociales y no hacen ningún tipo de salida social que involucre amigos de cualquiera de los dos.

* Se ponen de pie apenas terminan de tener relaciones sexuales, ya sea que alguno se meta a bañar o les entre la necesidad de irse a su casa. No pasan tiempo juntos después del sexo.

VER COMENTARIOS