El Clarín / La historia sin fin. Denuncias, rencores, mudanza, tatuajes borrados… Ahora es el turno del arrepentimiento. “Angelina Jolie se arrepiente de haber pedido el divorcio a Brad Pitt. Lo extraña”. Así lo confirma un amigo de la actriz al popular medio “Paris Match”. A un mes del comunicado que confirmaba la separación de la famosa pareja, la telenovela “Brangelina” no se detiene.

La semana pasada se hablaba de “vida nueva” para la morocha y plan de borrado de tatuajes dedicados a Brad. Pero Angelina no está tan segura de lo que piensa.  Tras calmarse, parece que cambió su idea sobre “dejar” a Pitt. Además, uno de los familiares también lo reconoció días atrás a ‘HollywoodLife’: “No come y no deja de dar vueltas por la casa de los nervios que tiene”.

Angelina comienza a sentir la gran ausencia de su marido y siente que tanta exposición mediática (la guerra por la custodia de los niños, la venta de su castillo, la batalla legal) causa una “explosión interna”.

“Tiene dudas sobre si quiere renunciar a Brad por el resto de su vida”, agregó la fuente. De hecho, habría cambiado su actitud y no estaría presionado para hacer los trámites de manera urgente. “Angelina no se había dado cuenta de lo mucho que iba a extrañar a Brad, a su sentido del humor y al hecho de verlo cada día”, reconoció el amigo.

Una versión que en Hollywood se encargaron de desmentir de inmediato fue la que indicaba que Angelina “se está matando de hambre”. Diarios amarillos publicaron la información, sin información en la que basarse.

El año pasado el tabloide sensacionalista “The National Enquirer” puso en su tapa la preocupante situación de salud de Jolie. La actriz, esposa de Brad Pitt, pesaba (según aseguraban) sólo 37 kilos. Se dijo que padecería anorexia. Finalmente sus familiares lo desmintieron.

Días atrás habló el guardaespaldas de Jolie y Brad, un ex militar que se adjudica la educación de los hijos de la pareja. Mark Billingham, de 51 años, condecorado con la medalla de la valentía por su desempeño en la guerra de Irak, fue entrevistado por el periódico inglés “The Sun” y aseguró: “Ella tiene pelotas para cuidar a los hijos sola y siempre seguirá adelante”.