Bolivia / Para mejorar su reputación en la industria del cine norteamericano, Angelina Jolie acordó someterse a extenuantes pruebas durante la producción de la cinta de 2001 “Lara Croft: Tomb Raider”, así lo reveló el nuevo libro.

Según detalló Sherry Lansing, ex directora ejecutiva de Paramount Pictures, la actriz aceptó realizarse tests diarios de drogas antes del rodaje y durante el mismo para demostrar que estaba libre de sustancias y que podía asumir la responsabilidad del rol.

En esa época, Jolie tenía 24 años y aún no era muy reconocida en la industria del cine. Su imagen no era muy favorable y los rumores indicaban que la actriz ?consumía drogas?. 

Ante la desconfianza, Jolie fue seleccionada para el papel de “Lara Croft”, sin embargo, “tuvo que someterse a pruebas aleatorias de drogas” , pues a Lansing le preocupaba la estabilidad de la actriz.

El director Simon West recordó que Jolie, ansiosa por ser la protagonista, dijo que estaba dispuesta a todo para quedarse con ese papel. 

“Haré lo que quieras para demostrar que soy digna. Seré fiable y trabajaré duro. No me importa si el estudio quiere hacerme test de drogas todos los días” afirmó.

Finalmente aceptaron darle la oportunidad a Angelina, pero con la condición de que pasara tests diarios de drogas. Esto fue poco antes de que la ganadora del premio Oscar por la película Inocencia Interrumpida se casara con Billy Bob Thornton.