Ecuador Universitario /         

 

Arte y moda son los elementos que Lía Padilla, estudiante de la carrera de Diseño de Modas de la Universidad Tecnológica Equinoccial -UTE-, combinó para participar en la XVI edición del concurso Arts of Fashion 2018. La competencia reúne a estudiantes y diseñadores emergentes de todo el mundo para dar a conocer las mejores y más innovadoras propuestas de esta industria. En esta ocasión, la joven diseñadora de la UTE fue seleccionada entre los 50 finalistas.

 

Luego de un proceso de selección con jueces internacionales de Canadá, Perú, Corea del Sur, Taiwán, China y Letonia se escogieron a las 50 mejores propuestas que se presentarán en una pasarela en octubre de 2018 en el Museo de Arte Asiático de San Francisco, California. Junto con dos diseñadores, un argentino y un mexicano, serán los únicos representantes de América Latina.  

 El concurso lo organiza, desde 2002, la fundación The Arts of Fashion que tiene como misión vincular la academia con profesionales para generar programas de intercambio cultural en el campo de la moda, arte y diseño. En esta edición 340 aplicaciones de 32 países y 140 escuelas de arte fueron recibidas, entre las cuales se encontraba la de Padilla.

 

“Es una gran oportunidad para darme a conocer como diseñadora. Estos eventos son posibilidades de aprender nuevas tendencias, gente y contactos en una industria muy competitiva “, explica Padilla, estudiante de la carrera de Diseño de Modas de la UTE.

 

“Para mí es muy importante demostrar el uso de técnicas, materiales y habilidades que son únicas a nuestra región”, agrega.

 

Es por ello que para el concurso presentó su colección ‘Sangre’ que fue inspirada en elementos abstractos influenciados en su historia personal y formas orgánicas del cuerpo, la cual se adaptaba a la temática de transgresión de esta edición.

 

Sus diseños fueron inspirados en elementos de culturas andinas precolombinas. Entre estos predominó el uso de fibras naturales como la lana, alpaca, lino y algodón. Como también el uso de piezas externas de cerámica que hacen una alusión a partes de un cuerpo descompuesto.

 

Sus trajes integran lo que se conoce como alta costura Avant-Garde. Esto quiere decir que no son propuestas comerciales sino estéticas de alto nivel técnico y artístico ya que el 80% es hecho a mano. Los mismos que fueron presentados durante la VIII edición del Designer Book 2017.

 

Ahora deberá viajar en octubre para presentar sus trajes y esperar la decisión de los cinco ganadores. “No tengo miedo de no ganar sino aprovechar esta oportunidad y seguir creciendo profesionalmente”, enfatiza.

 

EcuadorUniversitario.Com