S Moda / Los ‘herederos’ de Vogue (ella es hija de Anna Wintour y él de la desaparecida Franca Sozzani , que dirigió la edición italiana) se han casado por segunda vez. El pasado sábado 7 de julio se dieron el ‘sí, quiero’ en una ceremonia íntima qur tuvo lugar en una finca propiedad de la editora (ubicada en Long Island, Estados Unidos) y ahora repiten celebración en la tierra del novio, Italia. Mientras que las imágenes del primer enlace aún no han visto la luz, esta segunda boda que tuvo lugar en Portofino –donde la familia de él tiene una casa– está siendo más mediática. Numerosos medios especializados han publicado la foto de la pareja saliendo de la pequeña iglesia de San Giorgio, a la que acudió la familia del novio que no pudo estar en la primera ocasión.

La novia eligió un diseño beige de manga corta con escote en pico trabajado con bordados y detalles que, al parecer, estaría firmado por Dolce & Gabbana. Sandalias doradas con tiras y un velo corto (muy en tendencia últimamente entre las novias del mundo de la moda ) han completado su elección. Un estilismo que bien podría estar inspirado en que lució Kate Bosworth en la pasada gala Met dedicada a la relación entre moda y religión (incluso ha lucido una cruz en el cuello). Él se decantó por un sencillo traje azul con chaqueta de doble botonadura combinado con mocasines marrones.

Дъщерята на Ана Уинтур – Бий Шафър се омъжи за фотографа Франческо Кароцини в Италия! @bridesandbeyondph #BeeShaffer #FrancescoCarrozzini #newlyweds #Italy #hellobulgaria #hellobg

A post shared by HELLO.bg (@hellobulgariaofficial) on Jul 18, 2018 at 10:36pm PDT

Según publica WWD , tras la boda religiosa la pareja visitó la tumba de Sozzani –que falleció a finales de 2016– después de la ceremonia. Carrozzini, que es fotógrafo y cineasta, cambió el traje por vaqueros y camiseta para la visita, mientras que Shaffer acudió con su vestido nupcial, pero sin velo. Aunque las madres de ambos eran amigas desde hacía décadas, ellos se conocieron hace 16 años cuando él la invitó a ver una película en su casa. Pero tuvieron que esperar hasta hace un par de años para comenzar su relación cuando volvieron a coincidir en la alfombra roja de la gala Met. Su relación siempre ha sido muy discreta y alejada de los focos. Una postura que han querido mantener también durante su primer enlace en el que los invitados no podían utilizar las redes sociales. Sin embargo, todo apunta a que se publicará la exclusiva en Vogue. Próximamente en sus mejores quioscos.