El Periodiquito / Existen muchas razones por las cuales no nos apuntamos a un gimnasio, como el dinero, la cantidad de tiempo libre que tenemos o porque, simplemente, no nos gusta. Sin embargo, debemos realizar alguna actividad para prevenir males y mantener nuestra salud. Si te encuentras en tu peso ideal y tu médico no te ha recomendado hacer algún ejercicio específico para perder peso o en beneficio de tu salud, con que salgas a caminar de entre media hora a una hora diaria será suficiente.

Beneficios de salir a caminar para tu cuerpo Mientras caminamos estamos ejercitando todo el cuerpo, pero especialmente las piernas (que son las que soportan todo el peso). Si nos pasamos el día sentados por culpa de nuestro trabajo, o bien de pie, nuestras piernas se resienten. Aparte de aplicarnos cremas para reafirmar la piel y quitar posibles varices, lo mejor es salir a pasear para que las piernas estén activas y así mejore la circulación de la sangre.Nuestra respiración también se acompasa mientras caminamos, no al correr, y nos será de gran ayuda salir a pasear. Sobre todo si eres fumador o exfumador, ya que sientes que al hacer un poco de ejercicio físico tu respiración se descompasa rápidamente. Hay muchas personas a quienes se les recomienda salir a pasear, sobre todo a las embarazadas, ya que deben cargar con mucho peso en la espalda mientras están encinta, para prevenir posibles lesiones.

Del mismo modo que la circulación de la sangre se reactiva y los pulmones se oxigenan, nuestro corazón también se verá altamente favorecido al salir a pasear. Para realizar bien el paseo debemos caminar a un paso que nos sea cómodo a nosotros, ni demasiado rápido ni demasiado lento, y no más que una hora seguida.

Si hace mucho tiempo que no salimos a pasear, lo mejor será empezar poco a poco. El primer día quince minutos, el segundo veinte y así progresivamente hasta llegar a la hora completa. Un zapato cómodo es muy importante si no queremos hacernos daño en los pies.Procura mantener la espalda y la cabeza rectas mientras andas y los brazos relajados paralelos al cuerpo para no sufrir dolores posteriores en ninguna de estas zonas de nuestro cuerpo.

Bekia Salud