A Tu salud / Si quieres aprovechar todos los beneficios que el ajo puede brindarle a tu salud y bienestar, prepara un shot con los siguientes ingredientes: un diente de ajo ,  un limón, una cucharada de miel. Esto te ayudará a eliminar toxinas, reducir el colesterol malo, depurar el organismo y reducir los niveles de azúcar en la sangre.

Además, es un excelente expectorante, tiene propiedades anticancerígenas, es un antibiótico natural y diurético y favorece la circulación sanguínea.

Los beneficios del ajo no se quedan solo ahí. Esta hierba, originaria del Asia Central, se usa como condimento en la cocina, y por sus muchas propiedades medicinales es cultivada en todos los continentes.

Lea también:  Papillas para tu bebé mes a mes

Por sus acciones farmacológicas el ajo es acaricida, amebicida, antibacteriano, antiasmático, antiespasmódico, antigripal y antimicótico. Funciona como un excelente antiséptico y broncodilatador, además de ser diurético e inmunoestimulante. Con frecuencia se recomienda para mejorar los síntomas de la gripe o resfriado, también para la sinusitis, faringitis y bronquitis.

El ajo contiene vitaminas A, B1, B2, B6, C y E, además de sales minerales como hierro, yodo, azufre y selenio. Su utilización permite el incremento de las defensas del organismo, lo que mejora  nuestra respuesta ante los virus y las bacterias.

El ajo puede ayudarte a mejorar de las enfermedades cardiovasculares,  incrementar el nivel de insulina, y la serotonina en el cerebro; ayuda a combatir el estrés y la depresión.

No conforme con todos estos grandes beneficios, el ajo también es útil en ciertos cuidados de belleza. Resulta que es un excelente remedio casero que ayuda al fortalecimiento de las uñas. Es ideal para las personas que tienen uñas quebradizas, además de mantenerlas con buena forma.

Comienza a usar el ajo y piensa  en todos los increíbles beneficios que trae para tu salud. Puedes incluirlo en tus jugos de verduras.  Recuerda siempre complementar con una dieta saludable y ejercicios diarios, bebe agua, come frutas y verduras. Cultiva buenos hábitos para una vida verdaderamente sana.