El Tiempo / Todos los trabajos tienen una carga de tensión laboral ocasional, más el picante que se encarga de retar la mente en momentos claves. Sin embargo, cuando éste se torna en algo cotidiano y prolongado podría convertirse en un problema que afecta todos los ámbitos de tu vida.

Desde lo personal hasta lo social, desde el sexo hasta el peso, incluso, la productividad de su empresa se vería afectadas. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las razones más comunes del estrés laboral pueden ser el exceso o la escasez de trabajo, los horarios inflexibles, la inseguridad profesional, las malas relaciones en la compañía o la falta de apoyo familiar.

Lea la nota completa aquí .

ALÓ MUJERES