El Universal / Confirmado científicamente: la nutrición poco saludable y la falta de ejercicio acelera el envejecimiento.Investigadores de la Clínica Mayo descubrieron un vínculo entre esos factores del estilo de vida y los procesos biológicos del envejecimiento. En un estudio reciente publicado en la revista Diabetes , demostraron en ratones que la mala alimentación y la falta de ejercicio aceleran la aparición de la senescencia celular y, por tanto, de afecciones relacionadas con el envejecimiento. Las células senescentes contribuyen a desarrollar afecciones vinculadas con la edad. El ejercicio evita la acumulación prematura de esas células y protege contra los efectos nocivos de una dieta poco saludable, incluso contra deficiencias en la función física, cardíaca y metabólica de la diabetes.”Tanto a nivel biológico como clínico, las malas decisiones nutritivas y ser inactivos acelera el envejecimiento”, comentó Nathan LeBrasseur, director de la investigación.