Expansión / Todavía está a tiempo de lucir su mejor versión en temporada estival. Tome nota de los consejos de estos seis astros del “fitness”. Cambiará de cuerpo, ¡y de vida!

Sea realista. Los milagros tampoco existen en el mundo del fitness , pero con un poco de esfuerzo y constancia todavía está a tiempo de ponerse en forma para este verano e, incluso, para toda la vida. Para ayudarle en la misión, hemos consultado a seis de los mejores entrenadores personales del mundo, que nos han desvelado sus planes para sacar a relucir sus músculos en un tiempo récord. Propuestas para todos los gustos. Desde las más cañeras hasta las más sutiles, pero todas ellas realistas y realizables. Eso sí, tenga en cuenta que, en esto de las transformaciones físicas , no hay forma de conseguir resultados si no cuida un factor fundamental:su forma de comer. Así que ya sabe, si quiere vivir mejor: ejercicio y buenos alimentos.

María Giner Entrenadora en The Pilates Club (Madrid, @maria_giner_), la opción perfecta para aquellos que busquen una puesta en forma zen.

Al aire libre “Deje que el sol le regale vitamina D (¡sin olvidar protegerse la piel!). Camine vigorosamente durante al menos una hora. Nade, a ser posible en el mar, practique senderismo, juegue con sus hijos en el parque…

Si sale a correr, que no sea más de dos veces por semana y durante 30-45 minutos como máximo, en terreno blando”. Fuertes y flexibles. “Veinte minutos son más que suficientes para trabajar la fuerza y flexibilidad con tablas de pilates o yoga, en las que el core es el protagonista en planchas, sentadillas, equilibrios y estiramientos. Tres días son suficientes para notar los avances”.

Nutrición “En verano el cuerpo está más receptivo que nunca a frutas y verduras crudas. Beba mucha agua y evite las bebidas con gas o artificiales. Si consigue comer cinco veces al día, sus niveles de azúcar e insulina se equilibrarán y tendrá más energía”.

Mente y cuerpo “Descanse y procure que su sueño sea de calidad. Intente no acostarse demasiado tarde y regálese alguna siesta siempre que pueda. Si le cuesta dormirse, apague los dispositivos electrónicos, observe las estrellas y concéntrese en su respiración”. ¡Tome nota! “¡Sonría! Con este gesto tan sencillo, que se extiende dentro y fuera de nuestro cuerpo, se consiguen unos beneficios alucinantes”.

María Giner, entrenadora en The Pilates Club.