Confirmado / Una de las principales preocupaciones que tienen los padres primerizos es cuándo y cómo deben cortarle las uñas por primera vez al bebé. Y es que hay algunos que nacen con las uñas más largas que otros, por eso, hay que cortárselas para evitar que se puedan arañar al llevarse la mano a la cara. Hay que dejar a un lado los falsos mitos de que hay que esperar unos meses para hacerlo o que si los padres se las cortan antes luego le crecerán con menos fuerza. Lo que sí hay que tener en cuenta es que las uñas de los bebés son pequeñas y frágiles, por lo que a la hora de cortarlas hay que hacerlo con mucho cuidado.

 

 

 

Otra cosa importante a señalar es que las uñas de los lactantes están muy pegadas a la piel, por lo que en ocasiones es fácil lesionarlas al cortarlas. Por lo general son heridas sin importancia, que se curan solas al aire; el único cuidado que requieren es mantenerlas limpias. A partir de la tercera semana, es cuando estas ya se van a ir endureciendo y haciéndose más resistentes.

 

 

 

¿Cómo cortárselas?

A la hora de cortarlas, hay que buscar una buena posición que permita acceder fácilmente a las uñas del bebé. Hay que sujetar firmemente uno de los dedos del lactante, apretándole suavemente para alejar la piel de la uña. Lo mejor es que se utilice unas tijeras o un cortaúñas especial para bebés, así se disminuye el riesgo de poder hacerle daño. Es conveniente hacerlo de forma redondeada, siguiendo la línea que marca el borde del dedo. La pediatra Eva Escribano, de la Clínica de Medicina Integral Personalizada de Madrid, explica en un vídeo realizado por Mami Town para la página web Familia y Salud de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria que ?las uñas de las manos no se encarnan y se deben de cortar de forma normal, es decir, redonda. Estas se desgastan porque las estamos usando constantemente. Sin embargo, con las uñas de los pies no sucede lo mismo, se deben cortar de forman rectas, para que no se encarnen los picos dentro del tejido y les hagan heridas?.

 

 

 

Para evitar accidentes, hay que elegir el mejor momento para hacerlo, sobre todo cuando el bebé esté relajado, así prevendremos que llore o que se revuelva. Escribano señala un truco para hacerlo: ?Para que el niño se relaje podemos cantarle una canción. Esta es una manera fácil de cortar las uñas los primeros años de vida?. Otro método para hacerlo es cortarlas cuando están dormidos. Y si se prefiere hacer en pareja, mientras que come o mientras que se le distrae con un juguete, es otra opción.

 

 

 

CuídatePlus