Arepa Herald / Lidiar con la llegada de un nuevo bebé es estresante para todos los miembros de la familia, y las cosas se complican cuando ya hay un hijo en casa. Es por esta razón que debemos estar preparados como padres para lograr que el niño que vino primero sea un buen hermano mayor . Aunque parece un tema sencillo, puede resultar ser todo lo contrario, porque tu hijo mayor ya está acostumbrado a ser hijo único y el cambio le va a pesar, incluso si te pidió que le dieras un hermanito.

Mucha comunicación y explicaciones Para darle la noticia a tu niño mayor debes considerar el grado de madurez que posee en conjunto con su personalidad. Si es muy pequeño, alrededor de los 3 o 4 años, es probable que no sea capaz de entender las medidas de tiempo como meses o años, así que es mejor decirle que el nuevo hermanito llegará en una etapa determinada del año, como las vacaciones o Navidad.

Es probable que su curiosidad aumente y te pregunte de dónde viene el bebé . Eso no significa que debas darle todos los detalles, algo del estilo «de la panza de mamá» podría servir. Del resto, mostrarle fotos de cuando él era bebé y bebés reales (de familiares o amigos) podría ayudarle a entender mejor qué es un bebé .

En esta etapa y también cuando son un poco mayores, es importantísimo explicar que los bebés necesitan muchísimo cuidado y atención. Sin embargo, hay que dejarle muy claro que no será abandonado en ningún momento. De igual manera, procura escuchar sus sentimientos acerca de la llegada de su hermano.

Cuando llega el bebé Incluye al hermano mayor en todo lo que sea posible. De esta manera, se acostumbrará a su presencia, podrá entender (hasta cierto nivel) la cantidad de cuidados que necesitan los bebés y, sobre todo, no se sentirá abandonado. Puede que, por el contrario, no muestre interés por el bebé. Esta es una respuesta normal y cambiará más adelante.

Para esos momentos en los que no puede estar el mayor, como al momento de amamantar, asegúrate de tener a alguien que esté con él o que cuente con juguetes o alguna distracción para que no se sienta aislado.