Bolivia / Tener huertas en las casas no requiere mucho espacio, además de que su mantenimiento es fácil y no costoso. También es una alternativa sana para quienes les gusta comer alimentos sin abonos químicos y toxinas, y es una opción estética y atractiva que se puede convertir en un punto estratégico para compartir con la familia y los amigos. 

En los últimos años, cultivar nuestros propios alimentos, especias y plantas se ha convertido en una experiencia revolucionaria porque permite generar una conexión con el medio ambiente y con las personas con las que se comparte este gusto. Se ha generado una conversación en torno a cómo debe ser la manera correcta de construir una huerta en casa (con un pequeño espacio en la terraza o balcón es posible, además de la variedad de adecuados recipientes que son usados para este fin) y también de cada uno de los tips para la siembra y la cosecha. 

Por estas razones Hendrick´s Gin ha encontrado los pasos necesarios para la creación de una huerta perfecta e inusual en la casa y cómo debe ser la siembra y la cosecha, para este caso específico, de un pepino, el principal componente de esta espirituosa ginebra.

– Lo primero que debes hacer es escoger un espacio sea en tu terraza, balcón o cualquier lugar de tu casa en donde la sombra y sol se combinen (Lo ideal para el crecimiento es tener 6 horas de sol aproximadamente).

– Una vez elegido el lugar especial para tu huerta, empieza por buscar recipientes inusuales y divertidos en los que vas a sembrar y cosechar.  Importante que estos tengan agujeros y una buena profundidad para que las raíces puedan crecer.

– Si se tienen mascotas es importante ver de qué manera se cierra el espacio, para que estos traviesos no puedan escarbar la tierra o en su defecto hacer sus necesidades.

– Debes escoger la tierra adecuada, la cual debe ser combinada con ciertos abonos o sustratos dependiendo de lo que vayas a sembrar.  La tierra siempre debe ser esponjosa para que permita la entrada del oxígeno y tenga la capacidad de mantener una muy buena humedad.

– El agua es un componente esencial en la siembra y cosecha, pero no todas las plantas requieren la misma cantidad, por lo tanto, es importante que tengas presente qué es lo que vas a sembrar para que puedas determinar cuál es el cuidado más adecuado.

– Es importante que a tu huerta le agregues fertilizantes, los más recomendables son los balanceados, puesto que son buenos tanto para las flores como para los vegetales y frutas.

– A lo que siembras hay que darle un trato especial, por ejemplo, con el pepino y otras plantas, según Hendrick´s, se ha descubierto que son inteligentes y receptivas, detectan emoción, reaccionan al tacto y les gusta oler bien.  Por lo tanto, que le des un nombre, le hables, le cantes, le pongas música y la estimules, hará de esta una privilegiada y notable cosecha.