Estampas / El yoga conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Utiliza posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud general. Se desarrolló como una práctica espiritual hace miles de años. Hoy en día la mayoría de las personas en occidente hace yoga como ejercicio y para reducir el estrés. Entre los beneficios del yoga dicen que tiene capacidad para mejorar el nivel general del estado físico, la postura y la flexibilidad de las personas. También puede reducir la presión arterial y frecuencia cardíaca, ayudar a relajarse, mejorar la confianza personal, reducir el estrés, mejorar la coordinación, la concentración y contribuir con un mejor sueño y una digestión más fluida. Adicionalmente, practicar yoga también puede ayudar con la disminución de la ansiedad, dolor de espalda y depresión. Expertos aseguran que el yoga, en general, es seguro para la mayoría de las personas. Pero puede ser necesario evitar algunas posturas o modificarlas si, en el caso de las mujeres, están embarazadas o tienen presión arterial alta o padecen de  glaucoma En estos casos resulta conveniente consultar con el instructor. Un maestro de yoga calificado debe ser capaz de ayudarle a encontrar posturas que sean seguras. Estilos de yoga Existen muchos tipos o estilos distintos de yoga. Estos varían de leves a más intensos. Algunos de los estilos más populares de yoga son: Ashtanga yoga o yoga de poder: Ofrece un ejercicio más exigente. En estas clases usted se mueve rápidamente de una postura a otra. Bikram yoga o yoga caliente: Se hace con una serie de 26 poses en un cuarto con temperatura entre 95 y 100 F (35 a 37.7 C). El objetivo es calentar y estirar los músculos, ligamentos y tendones, así como purificar el cuerpo a través del sudor. Hatha yoga: En ocasiones, se utiliza como un término general para el yoga. Normalmente incluye tanto respiración como posturas. Integral: Puede incluir ejercicios de respiración, cánticos y meditación. Es suave. Iyengar: Pone mucha atención a la alineación precisa del cuerpo. También puede mantener las posturas por períodos prolongados de tiempo. Kundalini: Enfatiza los efectos de la respiración sobre las posturas. El objetivo es liberar la energía de la parte inferior del cuerpo de manera que pueda trasladarse hacia arriba. Viniyoga: Adapta posturas a las necesidades y habilidades de cada persona y coordina la respiración y las posturas. Cómo comenzar Busque clases de yoga en su gimnasio, centro de salud o estudio de yoga local. Empiece con una clase para principiantes. Hable con su instructor antes de la clase e infórmele sobre cualquier lesión o afección que usted tenga. Es posible que desee preguntar sobre la experiencia y el entrenamiento del instructor. Elija a un instructor con el que disfrute trabajar y que no le exija de manera que lo haga sentir incómodo. Qué esperar La mayoría de las clases de yoga dura de 45 a 90 minutos. Todos los estilos de yoga incluyen tres componentes básicos: Respiración: Concentrarse en su respiración es una parte importante del yoga. Su maestro puede ofrecerle instrucciones sobre ejercicios de respiración durante la clase. Posturas: Las posturas o posiciones de yoga son una serie de movimientos que ayudan a aumentar la fortaleza, la flexibilidad y el equilibrio. Estas varían en dificultad: desde acostarse boca arriba en el suelo hasta complicadas posturas de equilibrio. Meditación: Las clases de yoga, a menudo, terminan con un período breve de meditación. Esto tranquiliza la mente y ayuda a relajarse. Prevenir lesiones Si bien el yoga generalmente es seguro, puede lastimarse si hace una posición de forma incorrecta o si se exige demasiado. Estos son algunos consejos para mantener la seguridad al hacer yoga. No se exija más allá de su nivel de comodidad. Si no puede realizar una posición, pídale a su maestro que lo ayude a modificarla. Haga preguntas si no está seguro de cómo hacer una posición. Lleve consigo una botella de agua y beba mucha agua. Esto es especialmente importante en el yoga caliente. Use ropa que le permita moverse con libertad. Escuche a su cuerpo. Si siente dolor o fatiga, deténgase a descansar.

Relacionado con: yoga , cómo iniciarse en el yoga , terapias de salud