Confirmado /  

Ser amiga de un ex implica estar preparada para asumir ciertas cosas.

 

De acuerdo con John Aiken, psicólogo clínico de Sidney y experto en relaciones, hay diferentes tipos de amistad (cuando se consigue tenerla) con las exparejas. Aiken dice que no es algo fácil de lograr aunque cuando hay intereses de por medio, como pueden ser económicos o tan importantes como hijos en común, lo ideal es llevar una relación lo más civilizada posible y con el tiempo ir a más.

  ¿Quieres ser amiga de tu expareja? Entonces, deberás estar dispuesta a estas cosas.

 

Establecer nuevas reglas

Si bien ambos se conocen hasta en los aspectos más íntimos, ya no están juntos y por eso, es necesario replantear los límites para evitar confusiones.

Llamarse por nombres cariñosos o saludarse con besos de pareja, entre otras, son actitudes que ya no corresponde tener.

 

 

Esperar un tiempo

Ser amiga de tu ex no lo lograrás de hoy para mañana, aunque hayan terminado de mutuo acuerdo. Los expertos recomiendan esperar un mínimo de un mes para planificar un nuevo encuentro. Cuando una relación termina, hay un proceso de duelo que es necesario respetar para asimilar la nueva situación y comprender a fondo lo ocurrido, al margen de que conviene tener en claro los sentimientos que se tienen hacia la otra persona.

 

 

No hacer confidencias

Es tu expareja, no lo olvides. No puede haber confidencias entre ustedes porque eso implicaría cierta intimidad, que podría llevarles a mantener relaciones sexuales y esto es algo que no debe ocurrir.

Si realmente quieres comenzar una amistad con tu ex, no deben cruzar la línea, según la experta en citas y relaciones Grabielle Morrissey.

 

 

Respetar lo que no compartes

Aunque lo que antes no te gustaba de él seguramente continúa desagradándote, tienes queaceptar que ese aspecto es parte de su persona y no puedes entrometerte, mucho menos ahora que no eres parte de su vida.

 

 

Sin ataduras emocionales

No es sano que te reúnas con él con frecuencia, ni que recuerden juntos los viejos tiempos, o que le llames para felicitarlo por fechas que no sean clave como el día de su cumpleaños. De lo contrario puedes correr el riesgo de sufrir de apego emocional, con lo cual no podrás rehacer tu vida con otra persona.

 

 

Aceptar un nuevo amor

Esta suele ser la peor de las etapas; sin embargo, no lo sabrás a ciencia cierta hasta que ocurra.

El día en que él te presente a su nueva pareja, será definitivo para ti. Quizá se remuevan muchas cosas dentro tuyo y no estés tan segura de querer ser su amiga. Pero puede que lo aceptes y con ello, tendrás que cambiar la forma de relacionarte con tu ex para no afectar su nueva relación.

 

 

iMujer