ING / Que una película, destinada con total claridad al público “teen” y sin pretensiones de trascender profundamente, no esconda sus artificios y sea honesta consigo misma, siempre es algo reivindicable.

La condición de terror juvenil que encierra un título como Feliz día de tu muerte , bien acondicionada con aires de comedia , ha permitido a su director, Christopher Landon (Paranormal Activity: Los señalados) jugar con una de sus películas favoritas: Atrapado en el tiempo.

Porque aunque tiene cierta consistencia propia, Feliz día de tu muerte se configura como un divertido y alocado cruce híbrido entre dos películas: Atrapado en el tiempo y Scream.

El film es la nueva producción de la factoría Blumhouse, cuyos responsables han dejado obras de terror como Ouija, La Purga, la saga Paranormal Activity, o las más recientes The Visit y Déjame Salir (Get out) . Ahora han conseguido otro notable ejemplo que permite pasar un buen rato sin ataduras y, al mismo tiempo, dejar buen sabor de boca general.

En la película, y con un elemento femenino clave en la figura de la joven Jessica Rothe (The Tribe, La La Land), vemos un día tras otro repetido en sus retinas que finaliza siempre del mismo modo: su muerte. Solo difieren la forma o el método empleado por su asesino. Ella siempre termina asesinada pero al día siguiente despierta atrapada de nuevo en el mismo día de su cumpleaños, en que casualmente sucede todo.

A pesar de moverse como pez en el agua en el mundo del horror y los asesinatos, Feliz día de tu muerte no abusa del gore, aun conjugando elementos del mundo cercano al slasher. De ahí su referencia directa con el apogeo de este subgénero en los años 80 y 90 (estética y esencia que ya conocimos en la saga adolescente de Scream y cuyo intento de acercamiento es evidente en la resolución “misteriosa” del asesino).

Pero es mucho más especial y acertada la referencia directa de Feliz día de tu muerte con el clásico instantáneo que supuso Atrapado en el tiempo (Groundhog Day), de Harold Ramis, filmada en 1993.

El guionista, Scott Lobdell, un genial escritor de historias del mundo del cómic, utiliza con gracia las repeticiones diarias de la joven y el espectador no se aburre porque hay pequeñas modificaciones bien incorporadas en cada muerte para no caer en lo fácil y repetitivo.

Que el metraje sea corto, apenas unos 90 minutos, y el ritmo particularmente acelerado, ayudan a que el resultado de Feliz día de tu muerte sea satisfactorio. La película es una grata sorpresa de terror teen para adolescentes de la nueva era.

Como se dejaba entrever antes, en cuanto a la resolución final, un giro (medio sorprendente aunque razonado como desenlace), también ayuda a que el entretenimiento que ha supuesto el visionado deje un buen poso.

Y es que casi sin quererlo, Feliz día de tu muerte termina dando bastante más de lo que a priori parecía estar destinada.

LO MEJOR: Toda su esencia que recuerda a Atrapado en el tiempo (Groundhog Day), de Harold Ramis. Algunos golpes humorísticos.

LO PEOR: No se toma en serio a sí misma en ningún momento (lo cual no es malo del todo, pero le resta ciertos puntos).

Comparte Tweet +1 Comparte Enviar Y no te pierdas… Te invitamos al cine a ver ‘Las dos caras de enero’ Yo, Frankenstein e IGN te regalan un pack de cómics Metal Gear Solid elige director para su película