La Nacion / Una de las razones del éxito de 50 sombras de Grey es sin dudas el personaje principal. En una ficción que pretende ser sexy (aunque con dudoso éxito), caracterizar a uno de los protagonistas con todos los clichés de las fantasías eróticas posibles (buenmozo, millonario y sadomasoquista), ha tenido un resultado positivo en lo que a público masivo se refiere. Lo cierto es que Christian Grey, el personaje creado por E.L. James para enloquecer a sus lectoras, parece a simple vista un príncipe azul: cuenta con una belleza y físico excepcionales, es seductor y tiene dinero suficiente para satisfacer cualquier capricho.

Según la revista Forbes , la fortuna de Grey se calcula en 2.500 millones de dólares, una cifra más que verosímil para los ávidos lectores de la saga, que tendrán muy presente el siguiente dato arrojado en sus páginas: Grey cobra 100.000 dólares por hora.

El penthouse del edificio Escala. Con esta suma en su cuenta bancaria, estos son algunos de los lujos que puede darse el personaje que Jamie Dornan llevó a la pantalla grande: Grey vive en un departamento ubicado en el edificio Escala, en la ciudad de Seattle, valuado en unos 6,5 millones de dólares. Considerado el edificio “más sexy del mundo”, cuenta con un enorme abanico de amenities que incluyen spa con servicio personalizado, terraza, gimnasio, cine privado, un lujoso dining room, salón de fiestas, terraza, piscina, y más. Tanto interés despierta el departamento de Grey, de mil metros cuadrados, que fue escenario de los rodajes más subidos de tono de la película, que en 2015 se puso en alquiler para los fanáticos a 260 dólares la noche a través de Airbnb.

Para circular por la ciudad, Christian Grey se mueve en un Audi R8 Spyder, que se cotiza aproximadamente en 200 mil dólares y tiene además un Audi Q7, un Saab 9-3 y un Audi A3 que compra para regalarle a Anastasia. Eso sí, cuando hay mucho tránsito, prefiere usar su helicóptero, un Eurocopter EC130, para el que tuvo que desembolsar tres millones de dólares.

Jamie Dornan le puso el cuerpo al misterioso Christian Grey. Siempre elegantísimo, Grey viste trajes a medida valuados en alrededor de tres mil dólares y usa relojes Omega, una firma cuyo precio ronda los siete mil dólares.