Confirmado / ¿Cuáles son las ventajas de los pilates? Éstos pueden ser intimidantes, pero es una manera accesible para construir fuerza en los músculos del abdomen, mejorar la postura, equilibrio y flexibilidad.

 

 

Los pilates no es una disciplina exclusiva de los amantes del ejercicio, porque también los principiantes pueden gozar de los beneficios de este tipo de ejercicio que consiste en la flexibilidad de bajo impacto y la fuerza muscular y los movimientos de resistencia. Los pilates hacen hincapié en el uso de abdominales, espalda baja, caderas y muslos. Una rutina incluye entre 25 o 50 ejercicios de entrenamiento de fuerza repetitivos. Muchos de los ejercicios de pilates se pueden realizar en el suelo, por lo que sólo necesitarás un tapete.

 

 

¡Cuatro beneficios de los pilates!

 

 

Si practicas pilates con regularidad, puedes conseguir una serie de beneficios para la salud, incluyendo:

 

 

-Mejora de la estabilidad del abdomen

 

-Una buena postura y el equilibrio

 

-Mayor flexibilidad

 

-Prevención y el tratamiento del dolor de espalda

 

 

¿Pilates para todos?

 

 

Si eres mayor de 40 años de edad y no realizas ninguna actividad física no tienes problemas de salud, lo mejor es preguntarle a tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios de pilates. Del mismo modo, las mujeres que están embarazadas deben consultar con especialistas antes de iniciar la práctica de este método.

 

 

Los pilates se pueden adaptar para proporcionar un suave entrenamiento de fuerza y de control de estabilidad, o funcionar con un entrenamiento duro para atletas experimentados.

 

 

¡Escoge bien a tu entrenador!

 

 

Un entrenador certificado en pilates debes considerar que tenga un programa de capacitación integral, el tiempo que tiene como instructor, la capacidad de adaptar el ejercicio a las necesidades especiales como lesiones o rehabilitación.

 

 

Recuerda que si eres un adulto sano, tu rutina semanal de ejercicios debe incluir 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa y entrenamiento de fuerza al menos dos veces a la semana.

 

 

Aunque los pilates representan un buen entrenamiento de la fuerza, debes complementarlo con ejercicios aeróbicos, como caminar a paso ligero, correr, andar en bicicleta o nadar. Y tú, ¿te animas a practicar pilates?

 

 

Fuente: Agencias