la tercera / A casi tres meses de su muerte, la sensación en el aire es que David Bowie aún no recibe el homenaje musical que se merece. Si bien en sus últimos días el propio artista pidió a sus cercanos que lo despidieran sin mayor pompa, desde el 10 de enero sus colegas han aprovechado distintas instancias para recordar sobre el escenario el legado de la estrella inglesa, con diversos resultados: desde los tributos de Lady Gaga y Lorde en los Grammy y los Brit Awards, respectivamente, a la sencilla ceremonia que se realizó una semana después de su fallecimiento, en una capilla de Londres frente a mil personas, bautizada como Starman: A celebration of David Bowie.

En ese contexto, lo de esta noche en el Carnegie Hall de Nueva York aparece como lo más cercano hasta ahora al tributo definitivo de sus pares al autor de Space oddity. Un evento con entradas agotadas, y que debido a su éxito se replicará mañana en otro recinto emblemático de la Gran Manzana, el Radio City Music Hall. 

La cita de hoy, programada para las 20:00 horas locales (21.00 horas de Chile) reunirá a una veintena de grupos y solistas, en su mayoría estadounidenses, que interpretarán en escena los mayores éxitos de Bowie. Una lista que se ha ido expandiendo con el correr de los días y que entre sus confirmados incluye a artistas estelares como Debbie Harry de Blondie, Pixies, Patti Smith, Cyndi Lauper, Perry Farrell, Laurie Anderson, Cat Power y The Roots, además del ex vocalista de R.E.M. Michael Stipe, quien  el martes presentó su propia versión de The man who sold the world en el Tonight show de Jimmy Fallon. 

Otros que también estarán en la ceremonia son Bettye LaVette, Ann y Nancy Wilson del grupo Heart, Jakob Dylan, The Mountain Goats, Holy Holy, The Flaming Lips y el cantautor Robyn Hitchcock, el único británico confirmado para la velada.

Muchos de estos nombres se repetirán en el evento de mañana, al que se sumarán otros músicos como Mumford & Sons -de reciente paso por Lollapalooza Chile-, el grupo The Polyphonic Spree, J Mascis de Dinosaur Jr, Sean Lennon y Miley Cyrus & Her Dead Petz, el proyecto paralelo de la ex Hannah Montana. 

Si bien ambos shows agotaron todas sus entradas -el segundo en sólo nueve minutos-, el homenaje de mañana en el Radio City Music Hall podrá ser seguido en vivo a través de internet. Según anunciaron sus organizadores el lunes, el evento   podrá verse en todo el mundo gracias a una alianza con Skype, a cambio de una donación que se destinará a diversos programas benéficos de educación musical. Para esto, hay que pagar 15 libras (cerca de 15 mil pesos chilenos) en la plataforma ammado (www.ammado.com) y esperar un link de vuelta para conectarse a la transmisión online. 

Velada agridulce

El que ahora se promociona como el mayor homenaje al “Duque blanco” a la fecha era originalmente un reconocimiento en vida para el artista. De hecho, según explicó el organizador del evento a la prensa, se esperaba que Bowie asistiera al  concierto de esta noche en el Carnegie Hall. 

“La buena respuesta que hemos recibido nos deja una sensación un poco agridulce, porque esto era un tributo para alguien que debía estar presente”, comentó al sitio Pollstar el artífice de la ceremonia, Michael Dorf, quien desde 2006 realiza shows benéficos con varios artistas celebrando en vivo  la obra de alguna estrella de la música, como Joni Mitchell o The Rolling Stones. 

El mismo 10 de enero, sólo unas horas después de anunciar a los primeros confirmados para el show, Dorf y los artistas que había fichado, tal como todo el mundo, se enteraron de la partida de Bowie, del cáncer que padecía y que Blackstar era su álbum de despedida.  

“Cuando pasó todo esto me preocupó que la gente pudiera pensar que estábamos aprovechándonos de su muerte, pero decidimos seguir adelante”, agregó Dorf sobre el doble homenaje, que tendrá a Tony Visconti, uno de los más cercanos colaboradores de Bowie, a cargo de la banda estable. 

Tampoco se descartan sorpresas de última hora: mientras algunos medios han deslizado la opción que artistas como Mick Jagger o  Paul McCartney se sumen a la velada, no está claro aún si estará presente la familia del cantautor, que desde su muerte ha aclarado que para ellos no existe ningún tributo “oficial”.