Eme de Mujer / En la web es posible encontrar diferentes test que miden, con cierto nivel de certeza, el coeficiente intelectual. Sin embargo, y más allá de las habilidades espaciales y razonamientos numéricos hay otras variables que entran en juego. Hoy, por ejemplo, te contamos sobre los debates internos que toda mujer inteligente suele tener. ¿Te identificas?

VER MÁS: ¿Indiscreta yo? 

Según expertos en psicología, esta “lucha” puede deberse solo a timidez, a la capacidad innata de tomar decisiones más rápido, entre otros. Lo que sucede es que las demás personas podrían no captarlo a la primera…

Debates internos femeninos Charlas ordinarias

Nos referimos a esas breves conversaciones que tienen lugar en ascensores, en la barra de la panadería o al esperar para pagar algo. Si bien no tienen nada de malo, pueden llegar a cansarte; pues tus intereses incluyen temas como el arte, filosofía, economía y ciencia. Y justo por eso sientes que pierdes tu tiempo.

Acciones

Como idealista que eres, a veces te cuesta dar con ese impulso para convertirlas en realidad; algo que puede confundirse con apatía o simple flojera. Para que no te quedes atrás, es importante que pienses, también, en un plan para llevarlas a la acción, tal como las películas que tanto te gustan.

Fuera de lo común

Otro de los debates internos más comunes se presenta al estar rodeada de amigos o meros desconocidos. Quizás hayas comentado algo con una marcada nota de sarcasmo antes; o simplemente no quieras discutir de temas trillados… Igual te sentirás presionada -o apenada- y podrías retraerte más. Por eso, no es extraño que digan que eres algo “rara”.

Inseguridades

Al ser tan ágil mentalmente, puedes enfrentar debates internos rutinarios. Entre ellos, expresar tu opinión o una posible solución a un problema. Esto ocurre porque la forma en que procesas información es muy diferente, y si no estás cien por ciento segura de que tu idea es brillante, es más que probable que permanezcas callada.

Enamorarte

Todo tiene sus pros y contras; pero sin duda encontrar el amor puede ser mucho más demandante para una mujer súper-inteligente. No solo eres independiente, también analítica, y en materia de sentimientos y química, puede no ser tan bueno.

Lo que debes tener siempre presente es tu bienestar y, por ende, quererte como eres. Tampoco está de más salir un poco de tu zona de confort ¿Quién sabe lo que te espera?

Imágenes: Archivo Eme