Hoy.com.py / Dentro de las distintas variedades que existen, la diabetes gestacional es una de las menos conocidas y, al mismo tiempo, la que necesita un mayor seguimiento a través de los controles frecuentes, a fin de evitar problemas posteriores para el bebé y la madre.

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo en mujeres que nunca antes padecieron esta enfermedad. En algunos casos, incluso puede llegar a afectarles en más de un embarazo.

Por lo general, este tipo de diabetes aparece a la mitad de la etapa de gestación. Los médicos suelen realizar estudios entre las 24 y 28 semanas del embarazo.

La Dra. Rosa Vega, presidenta de la Sociedad Paraguaya de Endocrinología, en contacto con nuestra redacción señaló que la diabetes gestacional se da solamente durante la etapa del embarazo, por lo tanto, una vez nacida la criatura la mujer puede recuperar su estado normal de salud.

En ocasiones, también puede darse el escenario de que la persona pase a un estado de ?prediabetes? o directamente diabetes luego de dar a luz. ?Lo que pasa en la mayoría de los casos es que después del parto la madre regresa a lo normal, pero ese factor de que tuvo diabetes gestacional genera un mayor riesgo de que en el futuro adquiera la diabetes tipo 2?, señaló.

Por su parte, indicó que normalmente 45 días después (un mes y medio) de haber dado a luz, la madre se debe realizar un test que se conoce como ?Test de Tolerancia Oral a la Glucosa?, que es una prueba para diagnosticar la prediabetes, la diabetes mellitus tipo 2 o la diabetes gestacional, ya que verifica la forma en que el cuerpo metaboliza el azúcar.

Un punto importante que señaló la especialista es que, a diferencia de lo que se puede creer en estos casos, la diabetes no se transmite ni durante el embarazo ni después del parto, por lo que el hecho de padecer diabetes gestacional no significa que necesariamente el bebé nacerá con dicha enfermedad.

A pesar de ello, advirtió que sí pueden presentarse otro tipo de situaciones como que el niño nazca con un tamaño mayor al promedio, lo que en medicina se conoce como ?macrosomía fetal?, o incluso con ciertas complicaciones como partos prematuros, defectos congénitos, entre otros.

Vega sostuvo que existe una alta posibilidad de que el bebé nazca sano y sin ningún problema, siempre y cuando la madre se realice frecuentes controles prenatales. Otro aspecto importante es la alimentación durante el embarazo y en los primeros años de vida del niño o niña, lo cual consideró como algo fundamental para evitar este padecimiento.

Si bien no supo precisar el porcentaje de probabilidad de que el niño venga al mundo con problemas de salud o adquiera la enfermedad en los casos de diabetes gestacional, la doctora remarcó que esto depende en gran medida del control previo. ?Las mamás bien controladas pueden tener un parto normal, que el chico no necesite ni siquiera estar en una terapia intermedia. Ahora, si está mal controlada, ahí sí el niño puede llegar a tener defectos macrosómicos, más peso del promedio, tener hipoglucemia (bajón de azúcar), mayor riesgo de preeclampsia?, manifestó Vega.

La presidenta de la Sociedad Paraguaya de Endocrinología reiteró que todas las embarazadas deben practicarse el Test de Tolerancia Oral a la Glucosa entre las 24 a 28 semanas de embarazo, esto a fin de evitar problemas posteriores. Asimismo, recordó la importancia de la planificación del embarazo, pues dijo que ?la mujer que desea tener un hijo siempre debe hacerse sus estudios de rutina y someterse a una preparación previa?.

Finalmente, la Dra. Vega instó a que en esta semana dedicada a la prevención de la diabetes, las mujeres que tengan esta enfermedad puedan acercarse a consultar con un especialista y realizarse los controles correspondientes, sobre todo aquellas que tengan intenciones de quedar embarazadas, de manera a que no se presenten complicaciones en la etapa de gestación.

    Tu Email:

Tu Nombre:

Destinatario: