@TipsFemeninos // El boom de compartirlo todo y con todos // Miami. ¿Compartirlo todo o casi todo? La economía colaborativa  consiste en establecer redes de apoyo, en donde se comparten bienes o servicios que alguien tiene y otro necesita, para generar mutuas ganancias, (PwC: Pricewaterhouse Coopers, 2005). Generalmente esta  interacción se da a través de medios digitalizados y en plataformas de sencillo uso

¿Compartir con todos? Desde pequeños nos enseñaron que debíamos compartir,  pero nos estimularon a no hacerlo con los desconocidos. Hoy en día nos preguntamos ¿Pondría mi carro al servicio de Uber, o tal vez mi casa en Airbnb para hacerla un sitio de renta con hospedaje para desconocidos?

Gracias a los beneficios palpables de la imparable economía colaborativa, estas preguntas se están respondiendo afirmativamente desde los Usuarios. Los hábitos y expectativas de compra cambian a velocidades asombrosas. Se transforma el placer de salir  a comprar y de ver vitrinas en los centros comerciales, por el gusto de navegar en el ciberespacio y participar en la oferta, adquisición de productos, transporte y servicios entre particulares en un sistema abierto y dinámico que tiene garantías de calidad apalancadas en la  reputación alcanzada por  la evaluación de los usuarios.

Dos preguntas de reflexión para introducirle en los cambios de conducta necesarios al reto de compartir con todos: ¿Te imaginas siendo parte activa del modelo que rompe esquemas del sentido de propiedad exclusiva de los espacios y objetos? ¿Te sientes cómodo cambiando tu habitual lógica de independencia y privacidad?

¿Todo y todos? El boom de la economía colaborativa no es una moda pasajera. Además de las iniciativas informales de personas naturales, miles de empresas y organizaciones han diseñado plataformas electrónicas y modelos de negocio alrededor de este concepto de intercambio solidario. Los Gobiernos están reglamentando su uso y diseñando normativas que permitan la co existencia y libre competencia.

En un estudio que desarrollé en el 2004 con los investigadores Shirley Puello y Roberto Luna A., publicado en la Revista Psicología desde el Caribe de la Universidad del Norte, los resultados sugieren que es importante emprender campañas de consumo responsable que eviten los problemas ocasionados por la compra impulsiva y la adicción al consumo, propias de la economía tradicional.

La gente no debe buscar la pertenencia del objeto sino el acceso a la experiencia, lo menciona Rachel Botsman en su interesante charla Ted en pro de la  defensa del consumo colaborativo. Ella con ejemplos concretos nos invita a preguntarnos sobre la vida de uso de un taladro en casa, dice  que en promedio son 13 minutos y plantea que lo que realmente necesita el comprador es el hueco y no la herramienta: https://goo.gl/tojxa5

El placer de la compra en canales tradicionales cambiará por el placer de participar en el modelo innovador de  la economía colaborativa. Dentro de  cinco años, o quizás menos, es muy probable que haya más personas compartiendo bienes y servicios con plataformas de este modelo  que comprando en tiendas con cajas registradoras, en ambientes en los que se leen códigos de barras y donde hay vendedores que comercializan detrás de los mostradores. La cadena de valor desde la oferta va a dar un vuelco, ¿qué nuevo rol asumirán los Centros Comerciales para reinventarse?

La urgencia de implementar programas de economía colaborativa de forma legal y segura no se discute. En el estudio reciente del Departamento de Planeación Nacional se reveló que los colombianos botan 9,76 millones de toneladas de comida al año. ¿Puede haber inteligencia en el consumo?, sin duda es algo necesario y ético porque continuará  el crecimiento  de la población y la disminución de los recursos.

Desde Ciudadano de Honor diseñamos  sistemas de consumo responsable y colaborativo para  maximizar el uso productivo de los objetos, disminuir el desperdicio de recursos fomentando la Reutilización. Ejemplo de ello es la App de Ciudadano de Honor Interactivo que permite a los usuarios de la plataforma virtual realizar trueques de objetos y experiencias. Asómate, descárgala y descubre cómo hacerlo.

Fuente: El Heraldo

@TipsFemeninos