Confirmado /   Mmm? ¡qué buena pregunta! ¡Aunque me gustan las dos cosas!?   Desde tiempos remotos, el chocolate ha sido una gran fuente de placer. Si no me crees, come uno ahora mismo y luego me cuentas. Se sabe que ya los antiguos incas lo utilizaban como fuente de estimulación y que aún hoy en día se sigue empleando con el mismo propósito. Durante mucho tiempo, los científicos han intentado descubrir qué es lo que lo hace tan irresistible y parece que han dado en el clavo.   Hablemos un poco más del estudio Los científicos de la Universidad de Cambridge descubrieron, por medio del uso de escáneres cerebrales, que los compuestos que tiene el chocolate aumentan la libido y la energia produciendo un estímulo al cerebro similar o si se quiere superior al que produce el sexo. La explicación es mucho más sencilla de lo que parece, pues se afirma que quien come un trozo de chocolate prodría tener sensaciones similares en su cerebro a las que se sienten en el caso de hacer el amor o escuchar la música favorita. Sin embargo, los componentes del chocolate no parecen afectar al cerebro a través de la acción biológica directa. Entonces, ¿cómo puede ser que el chocolate produzca una acción semejante en las sensaciones? La respuesta puede estar vinculada meramente a lo psicológico más que a lo biológico. El Dr. Owen, uno de los responsables de la investigación científica nos dice que ?Una explicación alternativa es que los efectos de comer chocolate son psicológicos ? la combinación única de aroma, de la textura y del sabor hace que comer chocolate sea una experiencia agradable que estimula los centros emocionales, es decir ? la sensación de bienestar? del cerebro”. También agrega que ?tanto oler como comer chocolate activa las áreas del cerebro que se sabe están involucradas en la creación de sentimientos de placer. Parece que el chocolate tiene una combinación única de cualidades sensoriales que hacen que nos sintamos bien al producirse la activación de los centros de placer en el cerebro”.   Cuáles son las conclusiones a las que se llegaron La prueba de que el chocolate estimula el cerebro más que el sexo se encuentran en las exploraciones que se realizaron en la corteza orbitofrontal que se halla ubicada en la superficie del cerebro. Se estudió a un grupo de voluntarios y los resultados demuestran que en el escáner cerebral, la corteza orbito frontal brillaba mucho más cuando masticaban un trozo de chocolate que cuando pensaban en sexo o escuchaban su música preferida.   ¡Buena noticia! ¡Por fin! La ciencia lo confirma: el CHOCOLATE nos hace más INTELIGENTES   ¿Piensas lo mismo que los científicos? Por mi parte voy a seguir probando ambas cosas, ¡me gusta comparar!     iMujer