La Razon / El exceso de azúcar es uno de los enemigos declarados de la buena calidad de vida. Está comprobado que en grandes dosis e ingestas constantes favorece el desarrollo del sobrepeso y la obesidad, el hígado graso, las enfermedades cardiovasculares y el síndrome metabólico, entre otras complicaciones.

Por eso, la Federación Argentina de Graduados en Nutrición (FAGRAN), junto con la Organización Mundial de la Salud, propone un consumo moderado de azúcares libres (aquellas agregadas en los alimentos), reduciéndolos a menos de un 10% de la ingesta calórica total. Hay que tener en cuenta que Argentina se encuentra ubicada en el tercer puesto en cuanto a consumo de azúcar, con una ingesta diaria que triplica la recomendada por la OMS.

El listado elaborado por la FAGRAN revela que un vaso de leche chocolatada y otro de jugo de naranja envasado equivalen a seis cucharadas de azúcar cada uno; un vaso de gaseosa regular corresponde a cinco cucharadas y media; un cucurucho de helado, un alfajor simple y un chupetín simbolizan cuatro cucharadas de azúcar por producto; mientras que una barra de chocolate con leche macizo, un caramelo masticable y una cucharada de mermelada representan tres cucharadas de glucosa cada uno.

La equivalencia se realizó tomando la referencia de la OMS, donde una cucharada equivale a cuatro gramos.

Aseguran que hay algunos recursos simples y fáciles de cumplir que ayudan a liberarse de este rival de la salud, que muchas veces está oculto, como elegir alimentos naturales en lugar de industrializados.

Hay varias recomendaciones para reducir la ingesta dulce: reemplazarlos por comidas caseras, limitar el consumo de bebidas azucaradas (gaseosas y aguas saborizadas) y buscar alternativas para endulzar los alimentos o infusiones. Las cáscaras de frutas, la esencia de vainilla y los edulcorantes naturales son buenas alternativas, además de reducir las porciones. Cuanto más tamaño tiene, más calorías aporta al organismo. Y si encima la persona no realiza actividad física, con el paso del tiempo se evidencia un aumento de peso.