@TipsFemeninos // El embarazo y la vida sexual // Miami. Que estés embarazada no significa que interrumpas tu vida sexual, y menos que debas dejar de recibir sexo oral. ¿Aún tiene dudas? Entonces fíjate todos los beneficios que tiene está práctica durante el embarazo, ¡y no dejes de hacerlo!

#1 Es una gran alternativa. Si tu médico desaconseja la penetración o ya no te sientes tan cómoda con su pene adentro, la mejor alternativa es el suave sexo oral. De esta manera podrás seguir con tu vida sexual y teniendo fabuloso orgasmos sin sentirte incómoda.

#2 Es saludable. Mientras que la eyaculación dentro de la vagina puede conducir a ciertas infecciones, el sexo oral es más seguro durante el embarazo. ¡Así mantendrás el semen lejos! Lo que sí se aconseja es que cuando tu chico lo practique, no sople dentro de la vagina, pues puede resultar perjudicial.

#3 Reduce los niveles de estrés Si el embarazo te tiene preocupada o estresada, un buen remedio es recibir sexo oral. ¡Verás que te relajas y te olvidas de todo!.

#4 Preserva la intimidad El embarazo es una época en que el hombre se siente algo desplazado del cuerpo de su mujer. Aún así, no debes perder la intimidad con tu pareja, y el sexo oral es la manera perfecta de lograrlo.

#5 No te “mueves” tanto Ya sabes que el sexo tradicional, con penetración, trae consigo cierto “zarandeo” que a veces durante el embarazo no es tan encantador. El sexo oral es la opción “tranquila” de la sexualidad. ¡Suena ideal!

#6 La panza no es problema Algo que a veces dificulta la relación sexual durante el embarazo es el tamaño de la panza. Tal vez no sabes cómo acomodarte para que no moleste, o a tu chico le parece algo incómodo hacerlo. ¡Con el sexo oral no hay excusas! La panza de bebé no molesta para nada.

El sexo oral durante el embarazo puede ser muy gratificante, incluso más que el orgasmo logrado por penetración. Si no tienes ninguna prohibición médica, mejor cuéntale a tu pareja sobre estos beneficios y disfruta de buenas sesiones de fabuloso sexo oral durante todo el embarazo.

Fuente: iMujer