A Tu salud / Actualmente ¿quién no vive en un estrés constante debido a las actividades de la vida diaria como el trabajo, la familia, el colegio, el alto costo de la vida, etc.? Todo esto nos afecta, tanto física como emocionalmente. Nos cuesta relajarnos, descansar y conciliar el sueño como es debido.

Existen pilares para mantenernos en el mejor estado de salud posible. Ellos los forjamos a través de una correcta nutrición, el ejercicio, una adecuada gestión emocional (actitud positiva), y por supuesto, el descanso.

Estos pilares están interconectados, por lo cual, si falla uno de ellos, los demás no lograrán corregir de manera efectiva aquello que evita que nos sintamos física y emocionalmente en equilibrio.

Para ayudarte a canalizar de mejor manera todo ese estrés a la hora de dormir y prepararte para una nueva jornada, hoy te regalamos algunas buenas infusiones.

Foto referencial

Lea también: ¿Cómo descansar después de un largo día?

Kava Esta es una planta que aporta muchos beneficios para nuestro sistema nervioso central. Es altamente beneficiosa para reducir síntomas como la ansiedad o el insomnio.

Algunos estudios han aseverado que la Kava es de gran utilidad, sobre todo, para las crisis de ansiedad y trastorno del sueño. Sin embargo, es recomendable ingerirla con moderación y evitarla en las personas con patologías hepáticas, bajo ingesta de alcohol, toma de medicamentos antipsicóticos o para el insomnio.

Tampoco deben consumirla embarazadas o personas que padezcan Parkinson.

Valeriana La valeriana es una planta relajante muy conocida. Es de las más recomendadas para las personas que sufren ansiedad, porque tiene un efecto sedante y relaja el sistema nervioso.

Es considerada una de las mejores infusiones relajantes. No obstante, está contraindicada con el consumo de alcohol y de benzodiazepinas. Su ingesta tampoco se recomienda en embarazadas o mujeres en periodo de lactancia.

Foto referencial

Lavanda La lavanda se ha empleado durante siglos para tratar a personas con trastornos del sistema nervioso. Es un antiinflamatorio natural muy efectivo que también reduce la ansiedad y tiene un efecto calmante. Está contraindicada en pacientes de parkinson, epilepsia, gastritis, síndrome de intestino irritable o colitis. Puede resultar un abortivo, por lo que no se recomienda ni en embarazdas ni en periodo de lactancia.

Lúpulo El lúpulo es una planta con un sabor amargo. En forma de infusión actúa sobre el sistema nervioso. Es útil para combatir el insomnio, el nerviosismo, la ansiedad y el estrés. Además, facilita la digestión.

El lúpulo logra evitar los espasmos musculares. Se recomienda para diferentes afecciones del aparato digestivo, como la colitis ulcerosa. Está contraindicado en mujeres embarazadas o lactantes y pacientes con cáncer de mama o depresión.

Foto referencial

Toronjil Es una infusión con muchos beneficios sobre el sistema nervioso central y el digestivo. Suele combinarse con valeriana y tilo. Está contraindicada en mujeres embarazadas o lactantes, y en pacientes que tomen medicación para la depresión o la ansiedad.

Tilo Esta bebida de origen oriental es muy utilizada para conciliar el sueño y lograr descansar. Pese a ser menos potente que la valeriana, sigue siendo una alternativa eficaz.

Pasionaria La pasionaria es muy efectiva para la ansiedad, actuando como relajante natural. Fue empleada por los aztecas para realizar intervenciones quirúrgicas, por sus propiedades sedantes y analgésicas. También está indicada para la depresión, ya que aumenta los niveles de serotonina. Está contraindicada en mujeres embarazadas o lactantes.

Foto referencial

Ashwagandha Sus beneficios son varios, entre ellos ayuda a regular el ritmo cardiaco, combate la hipertensión y se convierte en un gran aliado para combatir el estrés agudo. Tampoco se recomienda en  mujeres embarazadas o lactantes ni para pacientes con hipertiroidismo o que se hayan sometido al trasplante de algún órgano.

Manzanilla Esta planta es muy popular ya que ayuda a mejorar la digestión, pero también tiene efectos calmantes y sedantes por propiedades antioxidantes. Suele combinarse con lavanda, generando unos efectos todavía más idóneos para combatir la ansiedad o el estrés. No está recomendada para las personas que tomen anticoagulantes cumínicos, benzodiazepines o ansiolíticos.

Foto referencial

Son muchísimas las plantas medicinales que te pueden ayudar a relajarte y a bajar los niveles de estrés. Recuerda que el descanso adecuado va a garantizar una vida más saludable.

Lea también: Mitos y realidades de las plantas medicinales

Con información de  es.blastingnews.com