Metro / Según una investigación realizada en Reino Unido, los nacidos entre 1981 y 1997 estarían tardando más tiempo que sus propios padres en activar su vida sexual.

Así lo informó el proyecto “Next Steps”, administrado actualmente por la University College London, luego de hacer un seguimiento de la vida de 16 mil personas nacidas entre 1989 y 1990. Todo comenzó en 2004, cuando los entrevistados tenían 14 años. En 2016 volvieron a ser encuestados para el concluyente estudio. 

Dentro de los resultados, la investigación confirmó que existe una tendencia al “miedo a la intimidad” , razón por la que los miembros de la Generación Y – también llamados millennials- estarían esperando más tiempo para tener su primera relación sexual.

Esto pues uno de cada ocho encuestados aseguró ser virgen aún a los 26 años. E incluso, desde el organismo aseguraron que esta tendencia podría ser aún más alta, pues algunos participantes rechazaron responder las preguntas.

Además el estudio arrojó que más del 90 por ciento de las personas que aseguraron haber perdido su virginidad lo hicieron antes de los 19 años y que las “parejas sexuales” han disminuido en relación a generaciones anteriores.

Todo esto podría parecer raro considerando que esta generación nació inserta en una cultura donde impera la hipersexualidad y los aparatos tecnológicos. De hecho, este tipo de estudios en generaciones anteriores estimaba que el número de vírgenes después de los 25 años era alrededor de 1 entre 20 personas.

Al parecer, en estos tiempos, no es una anomalía seguir siendo virgen después de los 20 años.

Una encuesta similar En 2013 la University College London realizó un estudio para calcular la frecuencia en las relaciones sexuales entre millenials. El resultado fue 4.9 veces al mes para hombres y 4.8 en el caso de las mujeres. Una década antes el estudio calculó un promedio de 6.2 veces al mes, lo que  vendría a reafirmar la tendencia.