El Universo / Guayaquil acogió desde el miércoles a la colombiana Fanny Lu, invitada para la entrega de premios de una radio local. Durante su estadía, en la que se dio tiempo para compartir con la Familia Lu, como llama cariñosamente a sus seguidoras, la intérprete de No te pido flores , conversó con este Diario, antes de partir a Miami, a terminar la producción de su última producción Lo que Dios quiera .

¿Qué quiere Dios en la vida de Fanny?, le consultamos a propósito del título de su reciente sencillo. “Dios quiere lo mejor para mí, eso yo lo sé. Cuando tienes tus principios, tienes tus valores, actúas correctamente (…) simplemente no queda más que darse la bendición, echarse al agua y entregarte a Dios”, responde la artista caleña.

Lo que Dios quiera es una colaboración con la agrupación cubana Gente de Zona, con quienes compartió en La Habana para filmar el video de esta melodía en una playa de la localidad.

“Fue toda una aventura producirla, grabarla, después hacer el video, (…) así que ha sido muy bonito, una canción que invita a arriesgarte, a vivir la vida sin predisposiciones”, dice.

Este audiovisual, que ya cuenta con más de tres millones de visualizaciones en YouTube, también le permitió conocer Cuba, desde la perspectiva de los isleños.

“Es una ciudad muy mágica, de verdad que sentí que había magia en cada esquina, talento. Se respira musicalidad. (…) Y conocí Cuba de la mano de cubanos, fue una experiencia muy especial”, añade.

Fanny Lu, quien en la mayoría de sus canciones hace referencia al poder de la mujer, se siente una representante de ellas. Por ello, dice, son su mayor fuente de inspiración para componer sus letras.

“Pues es un privilegio para mí tener esta misión tan especial y llevar un mensaje tan bonito a la mujer. Soy feminista a morir, amo a mis mujeres, me siento bendecida porque el 85% de mis seguidoras son mujeres, eso hace que juntas sintamos que lo podemos hacer todo”, sostiene la intérprete de Mujeres , tema que considera se ha convertido en un himno y que invita justamente a las protagonistas a sentirse empoderadas y unidas.

“Cuando yo me siento a componer, me siento bendecida por hablarle al oído a la mujer, y siempre le voy a esos temas, siempre la mujer es mi gran fuente de inspiración (…) además creo en nosotras y creo que tenemos un papel muy importante en el mundo, somos madres, somos las formadoras del futuro de este país y de todos los países”, recalca la también actriz de 43 años.

En el disco que está por terminar habrá ‘mucha fusión, romanticismo y mucho amor’. Un sentimiento que recibe a cántaros, afirma, de sus fans. “Ellos me llenan de amor”. (E)

(…) Siempre cuando hablamos de desamor lo bonito es hacerlo con algún tipo de enseñanza, con fortaleza, como cuando nos caemos y volvemos a levantar, que siempre aprendemos algo. Entonces un desamor siempre lleva a un más grande amor después.