El Estimulo / La crisis debe mantenernos en constante movimiento. El sedentarismo favorece al comunismo y a la aparición de grasa abdominal. Tonifica tu cuerpo y tus ideales de vida con estos sencillos consejos:

La arrechera engorda

¡Y eso causa más arrechera! ¡Rompe el circulo vicioso! Cuando tenemos un pico de estrés, nuestro organismo comienza a liberar cortisona, una hormona que nos hace almacenar grasa en la zona abdominal (así no hayas comido nada, porque así es la grasa: no se crea, ni se destruye: se transforma). La frustración, la impotencia y la arrechera que genera vivir en comunismo pueden ser utilizadas como fuentes de energía para obtener el cuerpo que siempre has deseado.

Gritar un sonoro “¡El coño de tu madre!” ayuda a expandir la caja torácica y así aumentar tu resistencia aeróbica. Lanzar un coñazo al aire mientras recuerdas que no aprovechaste CADIVI cuando se podía, te ayuda a desarrollar el pectoral mayor y los deltoides. Apretar los puños cada vez que alguien te manda un pantallazo de ‘Dolar Today’ Por WhatsApp permite que desarrolles antebrazos y bíceps. Puedes combinar estos tres ejercicios para entrenar todo el tren superior del cuerpo.

Mantén una dieta balanceada aprovechando la escasez

Los principales teóricos que sostienen que la crisis de Venezuela se debe a La Guerra Económica, aseguran que detrás de esta macabra táctica de desabastecimiento se encuentra Sascha Fitness, quien desde Miami orquesta su eterna batalla para extinguir a los carbohidratos de alto índice glucémico (harina, azúcar y sus derivados) y las grasas saturadas (aceite, mantequilla, empanadas de tajada y todo lo que sustente la economía de Maracaibo, ciudad natal de esta “gurú del Fitness” en el exilio).

Ante la escasez de alimentos, machaca un par de hojas verdes y aplica la clorofila en tu cuerpo. Aprovecha el sol de mediodía para hacer fotosíntesis y obtener los nutrientes que necesita tu cuerpo gracias al Sol (mientras el gobierno no vuelva a cambiar el huso horario y convierta el mediodía en medianoche para estar alineados con China, la nueva madre patria).

¡Adiós, cauchos!

La grasa se quema en presencia de oxígeno, como en todo proceso de combustión. Para que el oxígeno llegue a todas las partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo, es necesario que aumentes tu frecuencia cardiaca. Si sales a trotar en ayunas y escuchas el sonido de un motorizado acercándose hacia ti, puedes lograr acelerar los latidos del corazón tanto como si estuvieras haciendo cardio sobre una caminadora o un Orbitrek. Si mantienes tu ataque de pánico por más de 20 minutos puedes quemar hasta 500 calorías.

Cuerpo como roca

Los ejercicios anaeróbicos son importantes si buscas aumentar tu masa muscular. Dos kilos de Harina precocida pueden servirte como mancuernas/pesas caseras. En dado caso que no encuentres este producto o que tu mamá te forme un rollo por andar agarrando estos paquetes que tiene guardados en una gaveta para que tus tías no le pidan, puedes ejercitarte usando el peso de tu cuerpo o de tus cargos de conciencia (si eres un chavista arrepentido puedes ser todo un fisicoculturista si aplicas esta técnica).

¡Entrena acompañado!

El espíritu de competencia te ayudará a lograr más rápido tus objetivos. Un compañero de entrenamiento es ideal para desarrollar alcanzar tus objetivos más rápido. Si todos tus amigos se fueron del país y tus opciones están limitadas, puedes recurrir a ese maravilloso recurso de la infancia llamado “amigo imaginario”. Así no solo estarás entrenando el cuerpo, sino la mente.

Tonifica tu abdomen

La frustración tensa la gran mayoría de los grupos musculares. Haz cuatro series de 10 repeticiones en las que alternes pensamientos negativos/pensamientos positivos para contraer y distender el abdomen si lo que necesitas es tonificación y definición de la zona.

Pon a prueba tu capacidad de sorpresa

Si eres de los que no tiene tiempo durante el día para hacer ejercicios, este plan es perfecto para ti. En la noche sintoniza la programación de Venezolana de Televisión (Canal 8 en TV abierta/ Canal 108 en Directv) y cada vez que escuches que digan alguno de los siguientes comandos, haz los siguientes ejercicios:

-Imperio: extensión de cuádriceps. -Laboratorio de la derecha: press banca. -Capriloca: flexión de dorsales. -Guerra económica: curl con mancuernas. -Aumento salarial: descanso para beber agua.

No olvides la parte baja ¡Haz sentadillas!

Recuperar la democracia es tan difícil como tener unos buenos glúteos: La clave está en bajar, subir, volver a bajar, volver a subir ser pacientes y apretar el culo para ver los resultados.