El Sol de Margarita / 9 May, 2018 | Caracas. La más reciente producción cinematográfica de los hermanos Luis y Andrés Rodríguez se encuentra rodando por diversos festivales internacionales, y en las próximas semanas se estrena en las salas de cine locales.

“Hijos de la sal” es el nombre del largometraje, que situado en una localidad falconiana de la península de Paraguaná, llamada Las Cumaraguas, narra la historia de una familia fuera de la norma en la que conviven un padre (Evaristo) y sus dos hijos (María y Enrique), quienes al perder a la figura paterna, deben enfrentarse con el hecho de iniciar una nueva vida.

Con las salinas como entorno y en medio de una difícil subsistencia, ambos hermanos, criados de un modo un tanto ermitaño, deben aprender a lidiar con la cotidianidad y la necesidad de sobrevivir en un contexto tan natural como hostil.

Así lo relató Andrés Rodríguez, quien junto a su hermano Luis, decidió relatar esta historia intimista a modo de docuficción, luego de realizar una serie de trabajos en Paraguaná con los cuales se adentraron en el modo de vida de quienes allí habitan y quisieron mostrarlo al mundo.

“Es una zona muy apartada, donde la presencia de la naturaleza, concretamente la de la salina, es muy fuerte. Es una superficie y un ecosistema muy árido y tortuoso en su contraste con la interioridad de las personas que habitan allí. Tú llegas a Las Cumaraguas y ves que las personas parecen muy duras, muy secas, pero te das cuenta que es solo la superficie porque realmente es gente muy cercana, que te abre las puertas”, expresó el director.

Filmación

Financiada por el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) y en coproducción con La Villa del Cine, la película filmada en el año 2015 obtuvo una mención especial por parte del jurado que conformó la 7ª edición del Festival Internacional de Cine de Rotterdam Curaçao (CIFFR) y resultó ser la más taquillera de la muestra.