El Tiempo / Esta noche los rumores como que llegaron a su fin. Los cantantes y exesposos Jennifer López y Marc Anthony se dieron el tan esperado beso que pedía el público del T-Mobile Arena de Las Vegas, EE UU, donde se realizan los Latin Grammy. 

El “piquito” llegó después de que la intérprete le entregara al puertorriqueño y padre de sus dos hijos el premio como Persona del Año.

Desde hace más de un mes se comenta que los artistas retomaron su relación y que Marc está separado de su esposa, la modelo venezolana Shanon De Lima, quién, a diferencia del año pasado, esta vez no lo acompañó a los premios.