Últimas Noticias / Yilibeth Noguera.-   El venezolano actualmente se enfrenta a colas, falta de transporte y especulación, todas situaciones que generan ansiedad y agotamiento que causan un grado de estrés capaz de alterar su bienestar físico y mental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud mental como un estado de bienestar en el que la persona es consciente de sus propias capacidades y puede afrontar el estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a la sociedad.

Asimismo, refiere que el estrés es “el conjunto de reacciones fisiológicas que prepara al organismo para la acción”. Por lo tanto, ese sentimiento de tensión es la respuesta de un organismo frente a un cambio en el mundo exterior que le rodea, lo que no significa que sea bueno o malo. Los inconvenientes aparecen cuando estos cambios externos, ya sean de orden físico o psíquico, superan la capacidad de afrontarlos, afectando y reduciendo su calidad de vida.

El psiquiatra Ángel Riera indica que “el venezolano tiene mucha capacidad para manejar las situaciones difíciles, lo que debe hacer para evitar el estrés es enfocarse en las cosas que ya tiene, aparte, concentrarse en lo positivo, porque si se intoxica escuchando a la gente en la calle, no podrá resolver los problemas, al contrario, eso va a provocar un estado de depresión que no le permitirá ver más allá de las dificultades, hay que sobrellevar la realidad con un pensamiento positivista, en estos momentos debemos aprender que lo material no es tan importante como lo espiritual”.

De igual manera, Riera enfatiza que “no hay que dejarse abrumar por las preocupaciones, la persona que no pueda tolerar el estrés y aliviar la tensión mediante ejercicios de respiración u otras actividades, tiene que acudir a un especialista para que le prescriba algo que le sirva de apoyo para poder sobrellevar la situación de frustración, nervios o ansiedad que esté presentando”.

Por su parte, la coach motivacional, Liris Marcano, expresó que “para que una persona pueda sobrellevar la carga emocional que genera la situación país actual tiene que hacer un ejercicio de reflexión que le ayude a reducir el nivel de estrés, pensar en lo que posee, agradeciendo todo lo que lo rodea y no en la carencia que tenga”.

Marcano sostuvo que “la clave es proponerse un cambio de actitud donde todas las cosas que le alteran, le preocupan o le enferman tiene que dejarlas pasar. Por ejemplo, no estancarse en la cola donde la gente está hablando de problemas y caos, o permanecer dialogando con otros sobre temas que lo agobien, porque eso les genera una gran carga negativa”.

Además, la coach reitera que “se deben elegir personas o lugares que le brinden bienestar y alejarse de las intolerantes y pesimistas, conocidas como tóxicas. Es fundamental poner un stop en lo que está sucediendo en el mundo externo e invertir más tiempo para nutrir el espíritu, la fe, el agradecimiento y la confianza”.

Por otro lado, la psicóloga especialista en desarrollo humano, Ovidia Suárez, comentó que “siempre es bueno centrarse en la realidad, aun cuando esta pueda ser muy cruda, a veces la gente se queja de una manera exagerada sobre lo que se está viviendo en el momento, por lo que hay que orientar a esas personas para que le bajen dos como decimos acá porque siempre hay una salida. Es lógico que se frustre, que se canse, que se desanime pero la clave esta en tener presente que son circunstancias de la vida y lo circunstancial siempre pasa, ya que las dificultades mayores se superan en unión con la familia, con trabajo y con perseverancia.

“Cabe destacar que es importante hablar de aquello que genera ansiedad con un especialista que le ayude a encontrar una solución y no continuar estancado en la queja, el objetivo es avanzar, superar aquello que le hace daño” concluyó Suárez.