El Clarín / Es posible que quien consideres tu amigo realmente no lo sea. Un estudio publicado recientemente en la revista PLoS One dice que la mitad de las personas que tomamos como parte de nuestro círculo de amistades no nos ven a nosotros de la misma manera.

Los autores del estudio realizaron un experimento social previo y repartieron una encuesta a 84 estudiantes universitarios de la misma clase. El formulario pedía evaluar a cada una de las personas de la clase en una escala de cero (“no conozco a esta persona”) a cinco (“uno de mis mejores amigos”).

Los participantes también adjuntaron unas líneas sobre qué opinaban de cada uno de ellos. El 94% de alumnos pensaban que la simpatía sería recíproca, pero no fue así, o al menos no en el mismo nivel. Sólo un 53% de los encuestados tenían el mismo grado de lealtad entre ellos .

Con este análisis se quiere demostrar, entre otras cosas, que la definición de amistad es muy subjetiva y que no todos la perciben del mismo modo. El estudio también explica que muchas veces las personas se niegan a ver que realmente no son aceptadas por una persona o un grupo. El subconsciente modifica la percepción y por ese motivo no se ve lo que realmente sucede.