La Gestion / Conoce el caso de los jóvenes que convirtieron sus pasatiempos en prósperos negocios y con ganancias millonarias. Recomienda a los emprendedores convertir una idea en una oportunidad.

Para muchos trabajar en su ?hobby? no tiene precio y deciden crear su propia empresa en torno a algunas de sus pasiones.

La motivación y el conocimiento del sector son sus principales bazas, pero deben tener cuidado para que la ilusión no les ciegue.

Que tu mayor pasión se convierta en tu profesión y que ir a trabajar signifique dedicar tiempo a aquello que de verdad te divierte puede parecer una utopía. Hay quienes persiguen ese sueño y lo alcanzan al crear su propio negocio en torno a uno de sus hobbies.

La idea de ?trabajar en lo que te gusta? es la filosofía que adoptan muchos emprendedores para crear sus start up. Sin embargo, dar el paso de ser aficionado a algo para dedicarse profesionalmente a ello implica una serie de riesgos. No te confíes, puede que conozcas mucho el sector, pero debes tener cuidado para que la ilusión y una buena idea no te cieguen.

?Trabajar en un hobby no tiene precio?. Así de claro se muestra Gonzalo Corrales, uno de los fundadores de AGM Sports, empresa que asesora a jóvenes deportistas para que desarrollen sus carreras en alguna universidad de Estados Unidos.

?Me dedicaba al tenis y a los 19 años accedí a una beca que me permitía estudiar en la Texas Christian University, en Texas. Los centros americanos ofrecen becas deportivas y adaptan sus programas educativos para que jóvenes deportistas de alto nivel puedan estudiar?, explica Corrales.

A día de hoy esta compañía ya ha conseguido becas por más de US$ 40 millones para más de un millar de jóvenes de toda España. En el curso 2013/2014, 1.840 españoles se matricularon en universidades de Estados Unidos y AGM Sports gestionó las becas de más del 25% de esos estudiantes.

Primeros pasos

Aunque el fundador de AGM Sports es apasionado del deporte y de la educación que se ofrece en el otro lado del charco, reconoce que para alcanzar estas cifras no basta la pasión.

Así, esta empresa, creada en 2005, bien puede ser el referente de muchos emprendedores, ya que sus fundadores fueron dando forma a su proyecto poco a poco. Dejarlo todo por una pasión es arriesgado, tienes que asegurarte de que va a ser un negocio escalable.

?Llevaba 12 años trabajando en multinacionales americanas como responsable comercial, una labor que compaginé con los primeros años de AGM Sports. Ahora ya me dedico plenamente a mi empresa?, matiza Corrales.

Según Kandarp Mehta, profesor de Iniciativa Emprendedora de IESE , los creadores que deseen lanzar un negocio relacionado con una afición tienen que valorar los mismos factores que cualquier otro emprendedor: ?Saber convertir una idea que te guste en una oportunidad, valorar la viabilidad económica y comercial y preguntarse si se cuenta con el equipo adecuado?.

Al mismo tiempo, Mehta asegura que lo que sí diferencia a estos emprendedores del resto es su motivación intrínseca: ?La motivación extrínseca no provoca tanta creatividad como la intrínseca. Cuando una persona dedica su actividad profesional a su afición, el nivel de motivación es más alto y hay más probabilidad de éxito?.

Ilusión no le falta a Marisa Pérez, fundadora de Personal Shopper Madrid. En 2014 decidió crear su propia empresa de servicios de personal shopper, aunque al mismo tiempo continúa con su trabajo en el área de recursos humanos en otra compañía.

Pérez quiere seguir los mismos pasos que el creador de AGM Sports y así en un futuro poder dedicarse totalmente a su nueva compañía. ?El mundo del estilismo y maquillaje siempre fue mi gran pasión. Tras realizar estudios como maquilladora personal y asesora de imagen decidí lanzar mi proyecto.

Tienes que conocer el sector de manera profesional y para ello es imprescindible formarse?, asegura Pérez, quien añade que hace falta comprobar si esa pasión también es importante para los demás y, por tanto, se cuenta con un público objetivo.

En su caso, observó cómo estos servicios estaban en auge en lugares como Estados Unidos e Inglaterra, donde no se relacionan con algo exclusivo: ?Tradicionalmente en España estos servicios han sido para una elite, yo quiero desmitificarlos y me dirijo a clientes de nivel económico medio?, asegura. Sus precios van desde los 50 euros por una revisión de armario hasta los 300 por una ruta por diferentes tiendas y asesoría de imagen durante 8 horas.

También acaba de empezar Nieves Delgado, fundadora de La Brizna, un complejo de casas rurales en Cáceres y que acaba de cumplir un año: ?Desde joven soñé en dar a conocer este lugar al resto del mundo?. Es una apasionada de la naturaleza y del cuidado del medioambiente y antes había creado otra empresa especializada en el diseño de interiores.

La experiencia siempre es un grado, pero en este caso no bastaba con haber montado otra empresa. ?Sólo conocíamos este sector como usuarios, así que realizamos diferentes análisis y estudios de mercado y visitamos muchos lugares hasta que decidimos dar el paso?.

Financiada exclusivamente con recursos propios, La Brizna contará en 2017 con nuevas instalaciones. Sus fundadores quieren expandirse a Andalucía, y transmitir su pasión a nuevos clientes y viajeros.

Visión internacional

Si algunos como La Brizna nacen para impulsar los valores locales, otros lo hacen con una vocación totalmente internacional.

Es el caso de Fainders New Zealand. Noa Veiga puso en marcha en 2015 esta plataforma con la que asesora a aquellos españoles que quieran estudiar inglés y trabajar en Nueva Zelanda.

Veiga, aficionada a viajar y muy interesada por las antípodas, vive ahora allí, y su equipo, formado por 12 personas, está repartido entre España y Nueva Zelanda.

La inversión inicial para lanzar la empresa fue de 5.000 euros y ahora factura de 250.000 dólares neozelandeses al año (alrededor de 160.400 euros). ?Actualmente, Fainders representa a más de 20 instituciones educativas, las cuales nos remuneran por nuestros servicios de administración y márketing?, apunta Veiga.

José María Soler, aficionado a la hípica y creador de la app Geseq, también tiene el punto de mira en el extranjero.

Lanzó esta aplicación informática, orientada a hípicas para mantener el cuidado de los caballos, aprovechando la tecnología de la empresa familiar Soler Gabinete de Ingeniería.

Decidió emprender dentro de la compañía y la facturación de su app ya supone el 10% del total de la firma. Además, a finales del año pasado, creó Equiview360 en Estados Unidos, empresa para comercializar la app en el país americano.

Diario Expansión de España Red Iberoamericana de Prensa Económica ( RIPE )

Gestion.pe