Confirmado / El ozono médico ofrece protección contra los radicales libres, que ocasionan el envejecimiento

 

Las células del cuerpo necesitan de oxígeno para generar energía y funcionar. Con el paso de los años, la falta de ejercicio, el estrés y la mala alimentación, pierden la capacidad y se produce un desequilibrio llamado hipoxia, estrés oxidativo y déficit inmunológico, que en otras palabras, se traduce en la falta de oxígeno en los tejidos, carencia ocasiona distintas enfermedades.

 

Para revertir estos procesos es necesario aportar mayor cantidad de oxígeno a los tejidos y controlar la producción de radicales libres. Una forma efectiva de lograr esto es a través de la Ozonoterapia. El ozono es un gas incoloro presente en la estratosfera. Desde 1915, ha sido utilizado para el cuidado de salud, específicamente para desinfectar heridas y esterilizar quirófanos y materiales. La técnica de Ozonoterapia utiliza este elemento, mezclado con oxígeno, introduciéndolo en el cuerpo por diversos medios para producir efectos biológicos beneficiosos en el organismo, tales como:

 

? Incrementa la producción de oxígeno ? Modula el metabolismo ? Es un revitalizante y regenerador ? Modula la actividad del sistema inmune ? Es antialérgico y antinflamatorio ? Es germicida

 

Algunas de las enfermedades que pueden ser tratadas con esta terapia son los problemas renales, hernias discales, artritis reumatoide, cansancio crónico, fibromialgia, enfermedades vasculares, entre otras asegura la Dra. Margarita Botero, especialista en medicina antienvejecimiento del Centro Médico Energía Vital Activa.

 

La vía de aplicación dependerá de qué enfermedad se esté tratando: ? En forma local, mediante una campana de vidrio o una bolsa plástica, en las que se introduce el gas. ? Inyectada por vía intrarterial, subcutánea e intramuscular. ? Por auto hemo-transfusiones: se extrae sangre y se le agrega la mezcla de oxígeno-ozono y se vuelve a inyectar. ? Insuflación rectal, por medio de una sonda muy fina, como si fuera un edema. ? A través de cremas, geles o emulsiones en la piel.

 

La Ozonoterapia no requiere  cirugía, anestesia y hospitalización; no presenta efectos secundarios ni se contrapone con otros tratamientos.

 

 

Eme de Mujer