Confirmado / La verdad de los “Superalimentos”, “Marketing o realidad”

– La frecuencia de las comidas

La nueva forma de mantenerte saludable comiendo 100% natural

– ¿Puedo estar en forma y con sobrepeso a la vez?

Los mejores y peores alimentos para la resaca

La proteína de suero de leche y su relación con la alimentación

– ¿Sabes cuándo debes comer los diferentes tipos de fruta y verdura? PERDER PESODietas Entrenamiento Quema grasas

Cómo ganar masa muscular de forma sana y segura

La verdad de los “Superalimentos”, “Marketing o realidad”

Construye músculo y activa tu metabolismo con este entrenamiento

– Cómo trabajar la zona abdominal en tus clases de Spinning

La frecuencia de las comidas

La pregorexia se trata de un trastorno alimenticio en la mujer embarazada, hablamos de un miedo obsesivo a aumentar de peso que llega a poner en riesgo la vida tanto de la madre como del feto. Hoy en día las redes sociales nos inundan de famosas estupendas en sus avanzados embarazos que siguen dietas estrictas e intensas rutinas de entrenamiento, pero ¿hasta qué punto estás dispuesta a poner en riesgo tu salud y la de tu bebé?

El término “pregorexia” no está tipificado como tal en el Manual de Trastornos Mentales, ha sido acuñado así por la sociedad pero es un problema totalmente real. Nace de la combinación de los términos “Pregnancy” embarazo en inglés y anorexia, y también se puede denominar como “anorexia del embarazo”.

– ¿Qué ocurre si padecemos este trastorno?

El déficit de nutrientes afecta a la placenta y desarrollo del feto y puede acarrear problemas como:

–  Bajo peso al nacer

–  Partos prematuros

– Abortos espontáneos

–  Malformaciones

– Retraso del crecimiento intrauterino

– Parálisis cerebral

– Propensión a tener un nivel intelectual más bajo, etc.

– Espina bífida, etc.

Pero los problemas no son solo para el niño, ya que la madre puede sufrir:

–  Desnutrición

–  Anemia

–  Falta de calcio en los huesos

– Alteraciones hormonales

–  Perdida de pelo, etc.

– ¿Cómo podemos reconocerlo?

Una mujer que sufre pregorexia al igual que otros trastornos alimenticios, no lo suele reconocer, por eso la familia y amigos juega un papel fundamental para ayudarle a solucionarlo. Debemos fijarnos en que come cantidades menores, muestra rechazo por su cuerpo y el embarazo, hace ejercicio en exceso, se niega a ver la barriga crecer, muestra fatiga excesiva, intentan comer a solas o saltarse comidas, incluso pueden llegar a provocarse el vómito. Se debe tener especial precaución con mujeres que ya han sufrido previamente trastornos como anorexia o bulimia.

Los primeros meses de gestación podemos confundir algunos de estos síntomas con los propios del embarazo, nauseas, vómitos o pérdida de apetito, por eso es especialmente importante el cuidado y observación por parte de la familia.

– ¿Qué hacer?

El instituto de medicina de EEUU recomienda que una mujer embaraza que parte de su peso óptimo puede engordar entre 11 y 16kg de forma saludable mediante una alimentación equilibrada y ejercicio. Una mujer deportista antes de su embarazo está claro que puede continuar haciendo ejercicio con más intensidad que una que previamente llevaba una vida sedentaria, sin embargo este ejercicio y dieta no puede ser orientado a adelgazar, sino a mantenerse saludable.

Durante el embarazo no se debe comer por dos, como te cuento en otro de mis artículos sobre el embarazo. Hay que ganar peso de manera correcta y saludable de manera que una vez demos a luz no sea necesario una dieta mortal para recuperar la figura.

Son muchos los errores y mitos que rodean las recomendaciones alimenticias de la mujer embarazada, aquí encontrarás una serie de explicaciones que toda futura madre debe conocer.

Ten en cuenta que las mujeres que sufren pregorexia hacen mucho deporte debido a su obsesión con el cuerpo, por tanto sus necesidades calóricas e hídricas serían incluso mayores.

Sobre todas las cosas recuerda que el embarazo es un momento especialmente delicado donde la prioridad de cualquier madre es el bienestar de su bebé y no la obsesión por nuestra imagen. Si tienes alguna conocida que pueda sufrir este trastorno lo primero que debéis hacer es acudir al médico de cabecera quien os derivará a un psicólogo o psiquiatra que pueda tratar en profundidad el trastorno.

No te dejes influir por la presión social actual sobre los patrones estéticos y la excesiva exposición y acceso que tenemos a publicaciones y anuncios sobre ?un cuerpo perfecto?.