Últimas Noticias / La atracción sexual es natural, sin embargo la seducción no. La seducción es ritual, necesita de la ceremonia, del cortejo, de la estrategia para realizar la conquista que de otra forma no se podría alcanzar. Durante la segunda guerra mundial las europeas se sorprendían de lo rápido que eran los soldados norteamericanos a la hora de cortejarlas y su asombro era más que evidente al compararlos con los hombres europeos que necesitaban el doble de pasos que los americanos para enamorar a una mujer. A continuación veremos cuales son esos pasos verificados por los antropólogos Givens y Perper.

La primera fase es ?captar la atención?: primero se debe establecer un territorio, si se trata de un bar, puede ser una silla, un lugar para recargarse o un lugar estratégico. Los hombres se estiran, se paran derechos, con los hombros hacia atrás y con un balanceo cambian el peso de un pie a otro. Las mujeres usan muchas de estas mismas tácticas además de algunos gestos muy femeninos como: caminar con un enfatizado movimiento de cadera, levantar la ceja o torcerse el pelo.

La segunda fase es ?el reconocimiento?. Las miradas se encuentran. La persona observada puede responder de dos maneras: sonreír e iniciar una conversación o desviar la mirada. Si la persona decide acceder, girará su cuerpo hacia el otro y acortarán la distancia.

La fase tres es ?hablar?. Esto comienza con frases como: ?me gusta tu reloj? o ?¿cómo está la comida??, con frecuencia es una pregunta o un halago que requiere respuesta. El momento que abrimos la boca para hablar es crítico. Givens y Perper atestiguaron cómo muchas conquistas se desvanecían en cuanto la conversación se iniciaba.

La cuarta fase es ?tocar?. Todo comienza con ?claves de intención?: la persona se inclina hacia el frente, acerca su brazo o su pie al del otro. Movimientos de acercamiento muy calculados, que aparentan ser casuales. Si la persona corresponde con una sonrisa, una inclinación hacia delante, o una caricia, usualmente la pareja llega a la última etapa del cortejo.

La quinta fase es ?la sincronía total del cuerpo?. Conforme la pareja se siente más a gusto uno con el otro giran sus cuerpos de manera que los hombros se alinean y quedan frente a frente. Esta rotación puede darse antes o durante la conversación. Si él toma de la copa, ella lo hace también. Si uno cruza la pierna, el otro hace lo mismo. Si se inclina a la derecha, el otro lo hará igual. Se mueven en un ritmo perfecto, mientras se miran uno al otro.

Algunas estrategias de seducción

Para mujeres: 1.-lo fundamental para conquistar a un hombre es que seas natural, si sobreactúas, tarde o temprano se darán cuenta y será peor ?el remedio que la enfermedad?. 2.-Muestra tu feminidad. Está bien que te guste hablar de fútbol o de carros pero si solo haces eso, lo único que conseguirás es que te vean como a una amiga o peor aun como una coleguita con quien tomarse unos tragos, si quieres conquistarlo muestra tu lado más femenino. 3.-Vestuario. Puedes vestir sexy pero nunca demasiado atrevida porque lo asustarías. 4.-Seguridad. No hay nada que le guste más a los hombres que las mujeres que van por la vida con seguridad, pisando fuerte. 5.-Aprende a elogiar. Es de sobra conocida la característica masculina de desear que su chica le diga lo estupendo y maravilloso que es en todos los aspectos y que como él no va a encontrar ninguno.

Para hombres: 1.-Limpieza. Es algo que no debes descuidar, aséate, pero de verdad, no te eches colonia y ya. Hay que dejar claro un asunto: estar aseado no es quitarse lo sucio. Con respecto al toque de perfume, una vez bañado, se vuelve opcional. Es un toque, no cantidades excesivas de perfume ni de loción para después del afeitado, ten en cuenta que ella podría sentir repulsión tanto por exceso como por defecto. Lo mejor es estar limpio, pero no empalagoso. 2.-Seguridad. Debes evitar el minimizar tus habilidades, muchos hombres al momento de seducir no creen ser merecedores de esa mujer, o piensan que en ese momento no tienen la habilidad de seducirla. Esa minimización de tu propia habilidad hace que ni siquiera des el primer paso. En ese momento deberías repetirte: ?Soy el mejor y lo voy a conseguir?. 3.-Vestuario. Lo mejor es buscar algo que te haga parecer elegante, pero informal. 4.-Saber escuchar. Cuando estés frente a una mujer debes ser todo oídos, es lo que más aprecian las mujeres: un hombre que sepa escuchar y sea buen conversador. 5.-Detalles. Hay unanimidad en el sector femenino que lo que más seduce es un hombre detallista, que se fije en ellas, que se acuerde de las fechas señaladas, que las sorprenda con flores, etc. 6.-Educación. Esta muy relacionado con la sensibilidad, debes tener cuidado con el lenguaje (a no ser que sea ella la que hable de manera soez).