La Verdad /
Las carnes, los embutidos y las golosinas son los productos que han tenido más alertas sanitarias El plan anual de fiscalización de Salud incluyó en 2016 especias como el merkén Marco Polo, que fue sacado del mercado.   Carlos Said  El hallazgo del nocivo hongo Ocratoxina A en el merkén Marco Polo, en cantidades cuatro veces superiores a las permitidas, obligó al Ministerio de Salud a emitir una alerta sanitaria pidiendo que el cuestionado producto sea retirado del mercado, pues su ingesta reiterada a largo plazo puede producir problemas renales e incluso cáncer.

Pero pese a su gravedad, este no es un caso único: anualmente, casi una decena de productos contaminados obligan a emitir alertas sanitarias, por el riesgo que suponen para la población.

Según la Red de Información y Alertas Alimentarias, de la Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria (Achipia), las carnes, los embutidos y las golosinas son los productos que más han presentado este riesgo y que han estado afectos a estas medidas de alarma.

En 2015 se registraron ocho alertas, entre las cuales también hubo un merkén con hongos, esta vez con Aflotoxinas, que pueden llegar a producir cáncer de hígado. Pero además hubo salmones y helados contaminados con listeria -productora de la listeriosis, enfermedad que puede tener 35% de letalidad- y carne con Escherichia coli .

En 2014 hubo otros 10 casos, en embutidos como jamones, chorizos, mortadela y quesos, todos con listeria, además de galletas y bacalao, donde se detectó la presencia de sustancias prohibidas y metales pesados.

Y en 2013 se registraron otros nueve casos, en jamones de pavo, albacoras, salmones congelados, salmones ahumados y carnes de pollo, además de panes y aguas minerales, que presentaron bacterias, toxinas, metales pesados e incluso excesos de medicamentos veterinarios.

En 2015, la red de Achipia informó también de 41 productos, como frutas y verduras que presentaban plaguicidas en exceso o no autorizados, o carnes en las que se encontró salmonella, las que sin embargo no habían alcanzado a salir al mercado, por lo que no quedaron afectas a alarmas sanitarias.

El plan de fiscalización

El análisis del merkén Marco Polo formó parte del Plan de Vigilancia de Micotoxinas en Alimentos, del Ministerio de Salud, el que se estructura anualmente. Silvia Baeza, del Departamento de Nutrición y Alimentos del ministerio, explica que el año pasado “se priorizaron muestras de ají merkén de las distintas regiones productoras y consumidoras de la especia”, en búsqueda de los hongos tóxicos.

“Se consideraron en total 111 muestras, de uvas pasas, especias importadas (pimienta, nuez moscada, jengibre, cúrcuma), café, especias (merkén) de origen nacional, avena, cereales para desayuno importados, cacao, jugos de manzana, harina de trigo nacional e importada y frutos secos nacionales e importados, como maní, almendras, nueces, avellanas, pistachos, higos secos, entre otros”, explica.

En el caso del merkén Marco Polo, “El Mercurio” recorrió 10 supermercados del sector centro y oriente de Santiago, en los que se comprobó que el producto fue ya retirado de las góndolas.

Ocho alertas sanitarias se produjeron en 2015 en Chile, entre las cuales también había un caso por merkén.

111 muestras consideró el plan de fiscalización de Salud el año pasado, el que priorizó las especias.

Cuatro veces sobre lo permitido era la presencia que tenía el hongo Ocratoxina A en el merkén Marco Polo.