El Clarín / De moda en Estados Unidos -impulsados por las celebrities-, los jugos y licuados verdes ?smothies- son una forma rápida y súper energética de incorporar vegetales y frutas crudas, indispensables para la salud y tan olvidados en las comidas diarias.¿Cómo reemplazar los alimentos blancos por otros más nutritivos? ¿Las ventajas?-  Al tener gran porcentaje de vitaminas, minerales, enzimas y fitoquimicos,  energizan el organismo y ayudan a depurar toxinas. – Alcalinizan el cuerpo. – Son de fácil digestión y asimilación de nutrientes. Porque más allá de utilizar una base de fruta y hojas verdes,  de por si digestivas,  las estamos ingiriendo ya trituradas. – Resultan ricos en vitaminas y minerales. – Contienen antioxidantes (es decir, reducen la acción de los radicales libres, los cuales  generan inflamación, daño celular, envejecimiento y disfunción arterial, como la aterosclerosis tan frecuente con la dieta moderna industrializada) y fitonutrientes. – Estimulan a las enzimas que necesita el hígado para procesar y eliminar las toxinas. – Presentan clorofila, que alcaliniza el ph, limpia los tejidos del intestino, purifica el hígado y aporta hierro. Según la Doctora Ann Wigmore pionera en el uso de la clorofila medicinal “consumir clorofila es como estar recibiendo una transfusión de sangre saludable”,  porque tiene una estructura similar a la hemoglobina responsable del trasporte de oxígeno en la sangre. – Hidrata y oxigena el organismo. – Detoxifican el cuerpo, gracias a las propiedades depurativas de la fruta y verdura misma, previniendo la constipación. – Son de fácil preparación.  Se preparar en solo tres minutos. Para aprovechar sus ventajas, lo mejor es consumirlos por la mañana -en ayunas-, el momento en que el cuerpo está más acido y necesita alimentos vivos que alcalinicen el pH en sangre, oxigenen e hidraten. ¿Jugos o licuados? Cuál elegir Aunque los dos utilizan verduras de hoja (como espinacas, apio, lechuga, acelga, hojas de remolacha, berros, rúcula o perejil), hay diferencias importantes que hay que tener en cuenta. Los jugos verdes no contienen fibra y se absorben en 20 minutos. Por lo cual, tienen un mayor índice glucémico. Las personas con diabetes o insulino resistencia deben tener en cuenta que, para hacer los jugos verdes, se extrae la fibra de la fruta y que, por lo tanto, el azúcar de la fruta se absorbe rápidamente (siempre asesorarse antes de empezar un plan con jugos). Además, no generan sensación de saciedad. Más allá de esto, la ventaja es que generan un descanso al sistema digestivo, estimulando al cuerpo a realizar otras funciones metabólicas y son ideales para las dietas desintoxicantes. ¿Cómo hacerlos? colocar los vegetales prensados en frío en la juguera  o en  licuadora. Luego, filtrar el preparado con un colador, una bolsa de lienzo o para hacer leches vegetales. ***El poder del cerebro vs. el poder de la comida: ¿cuál te domina? *** Los licuados o smoothies , en cambio, se diferencian por contener fibras y dar saciedad. Además, absorben lentamente, tienen un índice glucémico más bajo. Se pueden usar como desayuno completo, preparándolos con  leches vegetales, semillas y súperalimentos (como maca, spirulina o polen).Para hacerlos más dulces, se pueden usar endulzantes naturales como miel orgánica, azúcar mascabo, dátiles o pasas de uva remojadas, que aportan  sabor y gran cantidad de vitaminas y minerales. La preparación: se colocan todos los ingredientes en una licuadora o procesadora de mano (mixer) con agua o leche vegetal. Cuanta más potencia tenga el electrodoméstico, más fina quedará la textura.  Combinaciones infinitas Solo necesitas vegetales y frutas frescos, una licuadora o juguera y tu imaginación para crear. También podés elegir alguna de estas mezlcas que no fallan.- Manzana, espinaca, apio, jengibre, limón y agua. – Pepino, apio, manzana verde, hojas verdes frescas (puede ser achicoria, perejil, radicheta, diente de león, kale, hojas de la planta del coliflor o del repollo colorado). Es ideal para depurar. – Zanahoria, manzana, jengibre y agua.    – Manzana, remolacha, limón y jengibre. – Pera, manzana verde, pepino, espinaca y semillas de chía. – Leche de alpiste con jugo de naranja, lechuga, apio, aceite de coco (1 cucharada de postre). Esta preparación ayuda a disminuir el tejido adiposo. -Ananá, rúcula y jengibre. Por Rocío Runca , licenciada en nutrición y especialista en nutrición natural. Seguí leyendo Cómo decodificar los antojos   Ayurveda: la dieta de los seis sabores