Globedia Venezuela / Hace apenas 25 años, nació en Kectucky, Estados Unidos, una actriz que hoy en día puede mover el mundo como le plazca: Jennifer Lawrence . Su talento y disciplina la han posicionado como una de más versátiles y cotizadas artistas de la industria . Es de esas actrices que pueden darse el lujo de participar en superproducciones (como lo fue la saga de “Los Juegos del Hambre” y “X-Men” ) y, a la vez, en propuestas de autor no tan comerciales que se benefician de su presencia. Y es que ella es hija del cine independiente norteamericano, donde dio sus primeros pasos y cautivó a los críticos del mundo entero.

A propósito del estreno de “X-Men: Apocalipsis” , donde JenLaw funge casi de protagonista, me animé a recordar aquellos papeles que han definido la carrera de esta aún joven actriz, la nueva musa de Hollywood, la caserita de la Academia (acumula cuatro nominaciones y un Oscar) y comidilla de las redes sociales.

1. “Winter’s Bone” de Debra Granik (2010) Aquí Jennifer Lawrence interpreta a Ree Dolly, una joven de 17 años que se encarga de cuidar a su madre enferma y a sus dos hermanos menores. Grande es su sorpresa cuando se entera que su padre ha salido de la cárcel bajo fianza: nadie sabe dónde está y su casa fue puesta como garantía. A partir de ese momento, Ree se traza el objetivo de encontrarlo y llevarlo al juicio que evitaría que pierdan la casa. Sin embargo, tendrá que sumergirse en el mundo delincuencial de su alejada localidad para lograrlo.

Su actuación le dio a Lawrence no solo los halagos de la crítica internacional, sino que significó su primera nominación al Oscar. Con tan solo 20 años se convirtió en la tercera actriz más joven en ser nominada al galardón, permio que terminó ganando Natalie Portman por su actuación en “Black Swan”. La película se llevó el Gran Premio del Jurado del Festival de Sundance y le valió el trofeo a la Mejor Actriz a Lawrence en el Festival de Torino. Por cierto, John Hawkes está formidable aquí como su padre.

2. “Silver Linings Playbook” de David O. Russell (2012) Dos años más tarde comenzaría su amistad y constante colaboración con Russell (con quien grabaría tres proyectos más): con esta película también llegaría el primer Oscar como Mejor Actriz por su papel de Tiffany Maxwell. Esta cinta nos cuenta la historia de Pat (Bradley Cooper), quien pasó 8 meses en una institución mental por agredir al amante de su ex esposa; él vuelve a casa de sus padres con el objetivo de recuperarla, pero pronto conoce a Tiffany, una mujer del vecindario que también tiene problemas psicológicos y que se ofrece a ayudarlo si él se vuelve su compañero para participar en un concurso de baile.

El mito JenLaw nacería gracias a esta película y el premio de la Academia. Este fue el año en el que también ganaría reconocimiento mundial por su ingreso a la saga “Los Juegos del Hambre”, pero a eso llegaré más adelante. Con apenas 21 años, actuar al lado de Robert DeNiro no es poca cosa.

3. “The Burning Plain” de Guillermo Arriaga (2008) Pero hay que retroceder un poco en el tiempo para llegar a la película que le da el primer empujón a su carrera, el papel con el que se ganó la atención de la crítica y la prensa especializada. El guionista de “Amores Perros”, “Babel” y “21 Gramos” (todas estas dirigidas por Alejandro Gonzáles Iñárritu) decidió dar el salto a la dirección con “The Burning Plain”, presentada en el Festival de Venecia donde la actriz recibiría un premio especial por su actuación.

La película cuenta historias entrecruzadas: Sylvia (Charlize Teron), una mujer atormentada por el recuerdo de su pasado que lo revive tras la aparición de un hombre de México; Mariana (Jennifer Lawrence) y Santiago, una pareja de jóvenes que se enamoran tras el fallecimiento de sus padres en Las Cruces, ciudad fronteriza de Nuevo México; y una huérfana que ve cómo cambia su destino familiar tras un accidente.

Más sobre Jennifer Lawrence Darren Aronofsky Harry Potter Suzanne Collins Amy Adams Noticias relacionadas Ariana Grande imita a Jennifer Lawrence cuando se pone borde con la prensa en ‘SNL’ A Jennifer Lawrence no le gusta el doblaje de su voz en español Jennifer Lawrence sobre la actitud sexual de Miley Cyrus: “Por alguna repugnante razón, el sexo joven vende”

4. “American Hustle” de David O. Russell (2013) La segunda producción en la que Lawrence fue dirigida por O. Russel le valió su tercera nominación al Oscar, en esta ocasión como Mejor Actriz de Reparto; lo que la convirtió en la actriz más joven en ser nominada tres veces a este premio.

La cinta, que recibió 10 nominaciones al Oscar, se centra en la historia de Irving Rosenfeld (gran actuación de Christian Bale) y Sydney Prosser (gigante Amy Adams), amantes estafadores que se ven obligados a trabajar para Richie DiMaso (Bradley Cooper) un insufrible agente del FBI que busca hacer caer a Carmine Polito (Jeremy Renner), un político entre la espada y la pared por sus relaciones con mafiosos. Sin embargo, la esposa de Irving, Rosalyn (Lawrence), se inmiscuye en todo el caso poniendo en riesgo la misión. Imposible olvidarla cantando furiosa “Live & Let Die” , la mejor secuencia de la película.

5. “X-Men: Primera Generación” (X-Men: First Class, 2011) de Matthew Vaughn La precuela de la trilogía original de los X-Men está ambientada en 1962, cuándo se desataba la crisis de los misiles entre Estados Unidos y Cuba. Aquí se cuenta el origen de la amistad entre el doctor Charles Xavier (James McAvoy) y Magneto (Michael Fassbender) y la relación que tienen con varios mutantes para enfrentarse a Sebastian Shaw (Kevin Bacon).

El papel de Lawrence es el de Raven (Mystique), amiga mutante de la infancia de Charles a la que él quiere como una hermana menor. Una vez que el doctor y Erik (Magneto) se unen para combatir a su enemigo común, ella se ve atraída hacia la ideología del mutante que controla los metales, derivando en el final que todos conocemos por la trilogía original. Lo interesante es la llegada de Lawrence a la franquicia antes de que se volviera una super-estrella, algo que cambiaría los planes del estudio y haría que las nuevas películas le den mucho más protagonismo para aprovecharse de su prensa.

6. La saga de “Los Juegos del Hambre” (The Hunger Games, 2012-2015) El personaje que más evolucionó con Jennifer Lawrence fue el de Katniss Everdeen en la saga de “Los Juegos del Hambre”. La historia está basada en el libro homónimo escrito por la estadounidense Suzanne Collins, que detalla la vida en Panem, un país que surgió de entre los escombros de Norteamérica y que está dividido en 12 distritos (en un principio).

A lo largo de las cuatro películas (la parte final fue dividida en dos, cosa común desde el final de “Harry Potter”), Katniss, quien vive en el Distrito 12, uno de los más pobres, se enfrenta a la autoridad que representa el Capitolio y al Presidente Snow, líder de Panem. Y pelea por mantener con vida a los suyos mientras le ponen diversos tipos de trabas y la hacen volver a la arena más de una vez. A pesar de los desniveles de todas las películas (se trató de una idea fresca que con las secuelas empezó a hundirse en sus excesos y sub-tramas más románticas y melodramáticas), era la presencia de JenLaw la que evitaba que el bote entero se hundiera. Y es gracias a esta saga que ella ahora puede decidir lo que quiere en una industria que se mueve en base a tendencia y, sobre todo, dinero.

Lawrence se encuentra otra vez en la mira por “X-Men: Apocalypse” y el próximo estreno de “Passengers” , película en la que será dirigida por Morten Tyldum ( “The Imitation Game” ) y en la que compartirá escenario con Chris Patt ( “Guardians of Galaxy” ). Además, ha prestado su voz para el documental “A Beatiful Plant” , largometraje que es una mirada a la Tierra desde el espacio y un llamado a la conciencia medioambiental.

También será parte de la nueva película de Darren Aronofsky, aún en pre-producción, que podremos ver todavía el próximo año. Y protagonizaría “It’s What I Do” , biopic de la fotógrafa de guerra Lynsey Addario que dirigirá Steven Spielberg.

Su carrera recién está empezando y promete sorprendernos muchas veces más en la pantalla gigante.