Viste la Calle /
Hace años existió la figura de Vidal Sassoon, quien a través de un corte de cabello fue capaz de transformar el rostro del estilo capilar. Otros como Julien d?Ys introdujeron estilos escultóricos y además impulsaron la carrera de Linda Evangelista al cortar su cabello en 1989. Y con los años, nombres suman y siguen, entre ellos, el de Garren. Reconocido por trabajar especialmente con figuras como Lady Gaga para su campaña con Versace o Farrah Fawcet en su apogeo como rubia despampanante, Garren sigue siendo una carta segura para diseñadores, actrices y cuanta celebridad quiera un makeover del que todos hablen.

La it girl del 2016, la actriz Haley Bennett, hace pocos días estrenó en su cuenta de Instagram una foto con el new look de cabello corto estilo glam que le dio el estilista. Así es la confianza que genera su mano de oro, la cual ha trabajado en portadas para Vogue como aquella de este mes dedicada a Dakota Johnson; también se encargó de dar vida al sensual cabello de las modelos de Balmain para su campaña S/S 2017. Pero en otras épocas, dejó una huella imborrable al encargarse del cabello de Madonna en plena era Blonde Ambition o incluso al cortar el pelo de la top Karlie Kloss y registrarlo para Vogue el 2013.

Otros hitos de la carrera de Garren incluyen numerosas campañas que marcaron profundamente los años ?90: Versace en su homenaje a las pinturas medievales, Calvin Klein y la sensualidad de los jeans con Kate Moss e incluso encargarse del cabello de Audrey Hepburn para sus últimas editoriales junto a Steven Meisel. Últimamente, el estilista peinó a la popular Hillary Clinton en su aparición en la revista Vogue, dejando en claro que su talento está al servicio de la versatilidad.