@TipsFemeninos // Loncheras saludables y creativas // Miami.  Se acerca el inicio de clases y con ello el dilema de qué poner en las loncheras de los niños e incluso jóvenes. La realidad es que en la gran mayoría de hogares, ambos padres trabajan fuera de casa y se opta por la manera más simple de preparar las loncheras escolares.

El nutricionista Boris Domínguez explica que la alimentación es uno de los factores fundamentales que debemos tomar en cuenta en la crianza de nuestros hijos para que tengan el mejor rendimiento posible en la vida, puedan ser felices y alcanzar sus metas.

Manifiesta que las frutas, los carbohidratos complejos como avena o pan integral, yogur, frutos secos y semillas, agua y jugos sin azúcar deben ser parte esencial de la merienda.

Errores que cometen los padres

Afirma que algunas veces, por no revisar el contenido nutritivo de los alimentos, se cae en darles a los pequeños cereales con mucha azúcar, jugos elaborados que terminan siendo iguales que una soda y las malísimas frituras.

Puntos importantes

Lo más importante que considerar a la hora de armar una lonchera saludable es lograr el objetivo: que el niño se la coma. Para esto, debemos ser muy honestos en lo que les gusta a nuestros hijos para no perder el esfuerzo y luego entonces buscar la manera de que les gusten otros vegetales y frutas; también debe ser colorida para captar su atención y se debe variar lo más posible para que no se aburran.

Las porciones son importantes

El experto indica que las porciones para los nenes deben ser reducidas para que no se sientan afectados si no logran comerlas completas, y así ajustarlas poco a poco en función de cuánto logren comer. Es importante tener en cuenta que la calidad de nutrientes que logren consumir es más importante que la cantidad.

¿Qué pasa si su hijo no se come toda la merienda?

En el caso de que los niños no se coman todo, lo que deben hacer los padres es preguntarles qué es lo que más les gusta y preparar alimentos que los nutran con sus ingredientes favoritos. Por ejemplo, si dicen que les encanta el chocolate, se les puede dar de premio, un día de la semana, unos pequeños ?pancakes? con chispas de chocolate, así los motivamos a que coman siempre lo que llevan dentro de su lonchera.

Poseen menor rendimiento intelectual

Domínguez destaca que los niños que consumen demasiada comida chatarra en sus meriendas tienen menor rendimiento intelectual del que pudieran lograr con la alimentación adecuada; además, tienen una mayor tendencia a pertenecer a ese grupo cada vez mayor de obesidad infantil que lamentablemente viene creciendo muchísimo en el país.

Fuente: La Crítica

@TipsFemeninos