Confirmado / Uno de los grandes propósitos de cada inicio de año, de cada inicio de mes  o de cada inicio de semana es el empezar la dieta para bajar de peso y ponerse en forma y así poder disfrutar una vida más saludable. Sin embargo no siempre se consigue. ¿Las razones? Son extensas, pero una de las principales es el ignorar por completo qué alimentos debo consumir y cuáles no, esto desencadena una serie de tropiezos que al final terminarán por desanimar y dar fin a este propósito de mejorar tu salud.

Hoy en día el mundo se ha globalizado y con ello se ha creado un ambiente obesogénico (todo aquello que nos rodea y puede provocar obesidad). Debido a la falta de tiempo, los horarios de trabajo y diversas ocupaciones nuestra alimentación es cada días más superficial y poco nutritiva.

 
Cada vez es más difícil poder llevar un régimen de alimentación sana (dieta), ya que a la orden del día tenemos alimentos que nos harán subir de peso y romper ese plan alimenticio.

Por ello debemos aprender a seleccionar los alimentos y alejarnos de todos aquellos que nos harán subir de peso.

A continuación te tenemos una lista de alimentos que debemos evitar cuando queremos bajar de peso. Pon mucha atención porque de esto depende el que tengas éxito o no en este trayecto hacia una vida más plena y saludable.

1.- Comida rápida: No te debe sorprender el hecho de que estos alimentos aparezcan en esta lista ya que con su alto contenido de azucares, grasa, su bajo aporte de vitaminas y su cerca de 1000 calorías por platillo que se irán directo a tu abdomen frenaran de golpe tu disminución de peso.

2.- Refrescos embotellados: Nuestros grandes enemigos las gaseosas siempre están en el momento exacto para romper la dieta, estos productos con un bajo valor nutricional en cuanto a vitaminas y minerales, nos regalan en 500 ml un aproximado de entre 250 y 500 calorías, lo equivalente a 12 cucharaditas de azúcar.

3.- Alcohol: si quieres bajar de peso debes eliminar por completo todas las bebidas alcohólicas de tu lista del súper, una bebida de este tipo contiene calorías vacías, es decir aquellas que tu cuerpo no necesita y solo servirán para aumentar tu cantidad de grasa en él.

4.- Jugo de frutas: aunque la palabra fruta te suene a algo sano y nutritivo, cuando queremos bajar de peso consumirlas en jugo puede no ser lo indicado, ya que estaremos consumiendo grandes cantidades de azúcar y no aprovecharemos las cantidades de fibra que estas nos aportan y que irán directo al bote de basura.

5.- Pan: cuando de bajar de peso se trata el pan no debe estar sobre tu mesa, sus cerca de 300 calorías por pieza harán que todos tus esfuerzos se vayan por la borda.

6- Postres: frutas en almíbar, pasteles, pay y flanes quedaran por completo fuera de nuestra dieta, su alto contenido de carbohidratos simples harán que tu cuerpo no reaccione ante la pérdida de peso y que tengas más hambre en menos tiempo.

7.- Frituras: cuando freímos un alimento por más que queramos absorber las grasa con una servilleta, gran parte de esta quedara en el platillo y cuando lo consumamos correrán directo a esa llantita que tanto queremos bajar.