El Observador / Para el conductor inglés James Corden el canto es una de sus actividades favoritas. Ya se manifestó no solo en su participación en diferentes musicales a lo largo de su carrera, sino también en su programa nocturno The Late Late Show, y en su famoso y viral segmento Carpool Karaoke .

En esta ocasión, Corden se confesó fanático de las boy bands de antaño, como Backstreet Boys y N’Sync, que cantaban, hacían coreografías y no osaban en levantar un instrumento. Y para sellar este sentir y encabezar una suerte de regreso a este formato, el conductor se transformó en el sexto miembro del grupo más vendido: Backstreet Boys, que interpretaron uno de sus clásicos, Everybody , con coreografía incluida.

El quinteto de Orlando en realidad nunca se fue. Luego de cuatro años sin actividad, en 2013 lanzaron su octavo disco, In a World Like This, estrenaron un documental sobre su carrera y este año tres de los miembros protagonizaron el filme de ciencia ficción Dead 7 .

Y para el próximo año los planes continúan . Siguiendo los pasos de otras estrellas de su generación como Britney Spears y Jennifer Lopez, comenzarán en marzo una residencia en Las Vegas con un show titulado Backstreet Boys: Larger Than Life .